[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Por qué la reforma constitucional de un sólo artículo, el 157?

opinion

Porque, de momento, no se necesita ninguna otra; porque, una vez hecha, el Congreso será percibido con la legitimidad precisa para poner en orden el Estado y porque, reducida la reforma a uno, sabremos mejor de que se trata.

 

Ya tuvimos la experiencia de la fallida reforma constitucional de 1999 (se reformaban tantos artículos que, al final de cuentas, no se sabía lo que se votaba, entremezcladas las reformas que podían ser válidas, surgidas como eran de los Acuerdos de Paz con otras que eran simples ocurrencias e, incluso, malignas: De lo acordado eran tan solo doce las reformas propuestas en tanto que, hasta cincuenta y dos, solo basura.

En aquel frustrado intento las reformas fueron aprobadas por el Congreso pero –en la ulterior y obligada consulta popular– fueron rechazadas por el pueblo.

Fue tan grande el número de reformas propuestas que, incluso, hubo de agrupárselas en grupos, sometiéndoselas a votación, en cuatro distintas papeletas.

Si cuesta ponerse de acuerdo sobre la reforma de un solo artículo, fácil es comprender la confusión que fue creada con cincuenta y dos en la picota.

En el caso de las reformas al sector justicia que en esta ocasión se están proponiendo, se vuelve a incurrir en el mismo error afectándose tantos artículos que se hace difícil comprenderla y ya no digamos, consensuarla con lo que –sin quererse, quizá– se la condena al mismísimo fracaso.

En lo que a mí respecta jamás podría estar de acuerdo con que se quite al Ministerio Público su función más importante –la función que lo caracteriza– es decir –velar por el estricto cumplimiento de todas las leyes, desde la Constitución Política de la República hasta el último de los reglamentos siendo las demás funciones tan solo consecuencia necesaria de la primera: Si incumplida la ley, perseguir a sus infractores para lograr su castigo y el restablecimiento –hasta el límite mismo de lo posible– del orden perturbado.

Si persiste esta “ocurrencia” en las reformas y se me proponen estas como un bloque, habré de votar en contra de todas las restantes, tal y como habrá de ocurrir a la inmensa mayoría de votantes.

¿Votar las reformas, una por una? Esto nos llevaría al más absoluto de los desmadres que, si difícil es hacerlo así en sociedades cuyos ciudadanos –casi todos– saben leer y escribir y más o menos entienden lo que leen, resulta casi imposible entre nosotros.

La reforma de 1999 –el no que se produjo en aquella reforma– debe saberse comprender, habiendo dejada una cita pendiente con la historia: El mapa de los resultados tiene que hacernos comprender que existe una Guatemala fragmentada.

Abogo por la reforma de un solo Artículo de la Constitución, el 157, porque concentrada nuestra atención en un solo artículo sí podremos comprender –como se debe– el alcance que tiene la reforma y, así, podremos comprender todos –sin mayor esfuerzo– que reformado el Artículo 157, introducido con su reforma el sistema de distritos electorales pequeños:

(1) Cualquier persona que quiera ser candidato a diputado podrá serlo sin necesidad de que lo postule un partido político.

(2) Que, en consecuencia, termina con esta el monopolio de los partidos políticos para postularles.

(3) Que la campaña electoral será mucho más barata para el candidato puesto que se habrá de dirigir a un número pequeño de electores.

(4) Que los distritos electorales serán pequeños y que, en consecuencia, los electores tendrán la posibilidad de conocer muy bien a los candidatos.

(5) Que estos, siendo los distritos pequeños, podrán conocer muy bien a sus electores y, así, sus intereses, principios y valores.

(6) Que el período del diputado es lo suficientemente corto –dos años– como para que no olvide a sus electores y, en consecuencia, los intereses, principios y valores que debe defender.

Esto si lo entendemos todos y estos sí puede llevarnos a consenso.

Continuará…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Confidencial
“Casa materna” en Confidencial está vacía y bajo control policial

Ninguna embarazada llega a solicitar servicios de salud. Antimotines vigilan “clínicas” del Minsa, confiscadas a Confidencial y 100% Noticias

noticia EFE
Guatemala entre los cuatro países de América con menos del 1 por ciento de vacunados con las dos dosis

Solo 2.521 personas en Guatemala han recibido las dos dosis de la vacuna, un 0,01 por ciento.

noticia AFP
Paris Saint Germain, ¡campeón!

El París Saint-Germain conquistó el Trofeo de los Campeones (denominación oficial de la Supecopa de Francia) al vencer por 2-1 al Marsella, este miércoles en Lens, lo que supone el primer titulo como entrenador del argentino Mauricio Pochettino, recién llegado al banquillo parisino.

 



Más en esta sección

Secretario de Estado de EE. UU.: “despido de Sandoval fortalece las fuerzas de la impunidad”

otras-noticias

Asturias, actualidad permanente

otras-noticias

Diversos sectores respaldan y reconocen trabajo de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Publicidad