[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Cuando acabe el patriarcado

opinion

La violencia quedaría en la memoria como el recuerdo de un pasado atroz.

 

Con amigas feministas de Guatemala y otros lugares, llevamos largo tiempo tratando de imaginar un mundo libre de la dominación masculina, sin la subordinación de las mujeres a un orden que las discrimina, un planeta organizado para vivir bien, no para sufrir y padecer la violencia.

Hemos nombrado ese sueño como la Vida Digna, en referencia a lo que es justo y bueno. Y entonces, por ejemplo, cuando pensamos de qué manera quisiéramos la convivencia, soñamos con comunidades de cuidado, donde lo prioritario sea mantener el equilibrio con el entorno habitado y construir relaciones que nos hagan más fácil la existencia. Estamos convencidas que el orden patriarcal no conduce más que a separar y destruir lo que por naturaleza es interdependiente, es decir la humanidad y el cosmos.

En esta reflexión prolongada y compartida, también hemos discutido cómo garantizar la sostenibilidad con calidad de vida para todas las personas. En ese sentido, hablamos de buscar otros sistemas de producir, consumir, distribuir los insumos necesarios para la subsistencia, sin dañar el entorno. Cómo obtener alimentos, vestimenta, vivienda, transporte que garanticen salud y bienestar, no contaminación y muerte. El mercado como generador de riqueza debería ser sustituido por el intercambio justo para satisfacer las necesidades. Creemos que es urgente dejar de explotar la tierra aplicándole venenos y fertilizantes químicos, racionalizar el uso del agua, evitar el dispendio y el desperdicio. Detener el inminente colapso de los ecosistemas.

Nos cuesta mucho pensar que podríamos desarrollarnos y ser felices, sin importar el color de la piel, el idioma, la procedencia de clase y geográfica, el sexo, la edad, el género, etiquetas que colocan a unos como dueños y señores del poder y al resto, en la periferia de la exclusión. Seguro nuestros planteamientos suenan utópicos por ahora, pero en todo el mundo están proliferando comunidades que erradican las prácticas destructoras y experimentan con modelos más amigables para gobernarse y cubrir necesidades.

En cuanto a lo simbólico, planteamos como punto fundamental, construir desde ya una cultura emancipatoria que estimule la cooperación, la solidaridad, el respeto y el amor, y destierre las rivalidades, el insulto, el abuso. Una cultura que elimine los prejuicios, los sentimientos opresivos, los regímenes autoritarios y represivos. Para ello es necesario que nuestras mentalidades y conductas, nuestros lenguajes y prácticas cotidianas se transformen radicalmente; que las representaciones dejen de machacarnos con mensajes que transmiten menosprecio, que nos confrontan y enemistan. Soñamos con la educación como potenciadora de creatividad y libertad, no como domesticadora de conciencias y actitudes.

En un nuevo pacto podríamos establecer como prioridad la responsabilidad individual y colectiva, la búsqueda del bien común. De esta manera podríamos vivir sin las múltiples violencias que nos afectan y ponerle fin a las guerras, síntesis del terror patriarcal. Ante la amenaza cercana de destrucción masiva, la vida digna es el horizonte que urge construir.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Manfredo Marroquín
Policías asesinos y gobernantes cómplices

Para los que no logran ingresar a Estados Unidos, e incluso pierden la vida en el intento, significa perderlo todo literalmente.

noticia AFP
Primoz Roglic manda en la Vuelta al País Vasco

El esloveno Primoz Roglic es el líder de la Vuelta al País Vasco tras ganar este lunes la primera etapa de la ronda vasca, una contrarreloj de 13,9 km con salida y llegada en Bilbao.

 

 

 

noticia Hugo Maul R.
Guatemala: No Se Detiene, pero No Vuela

Guatemala es, al fin de cuentas, como un viejo avión que no se detiene nunca durante su recorrido de despegue, pero que nunca toma vuelo.



Más en esta sección

Pocos niños han cumplido el esquema de vacunación en Panamá por la pandemia

otras-noticias

Costa Rica presenta estrategia para prevenir abuso sexual de menores en línea

otras-noticias

Irregularidades marcan proceso electoral en Nicaragua, según observatorio

otras-noticias

Publicidad