[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La “Labor” legislativa

opinion

Omisiones y errores.

 

El miércoles recién pasado, en este matutino, salió un interesante reportaje sobre la evaluación del desempeño del Organismo Legislativo durante el primer trimestre del año en curso.

No sabía que existe una “Alianza para el Congreso Eficiente”, que hace este tipo de evaluaciones, pero celebro realmente que así sea.

No tanto por los desastrosos datos que nos aportan, sino porque quizás tarde o temprano, logren que los parlamentarios cobren sentida y sincera conciencia de la gran responsabilidad que pesa sobre sus hombros.

Para lo que va del año, supongo que lo que refleja su evaluación es en mucho, lo mismo de siempre. En resumen: serias deficiencias en la aprobación de leyes. Ninguno de los siete decretos aprobados de enero a marzo cumple con el procedimiento de aprobación contemplado en la Constitución y la Ley Orgánica del Organismo Legislativo.

Por ejemplo, ni uno solo cuenta con un estudio económico-financiero, que serviría de base para determinar el costo de implementación de la nueva legislación.

Esta particular deficiencia denota, lamentablemente, que desde su incepción, las normas jurídicas de nuestro país justifican aquel refrán de “hecha la ley, hecha la trampa”. Pues generalmente de lo que carecemos es de un poder coactivo que haga cumplir la ley.

La falta de estudios, no solamente de carácter económico o financiero, sino también,  de tipo cultural, sociológico, o  científico, por ejemplo, hacen que muchas veces estas normas nazcan muertas. Por una simple razón: aparte de no llenar la propia legalidad, carecen de legitimidad.

No hay nada peor, desde el punto de vista de la producción normativa, que tener un ordenamiento jurídico lleno de disposiciones sin justificación. Porque no se nos puede olvidar que en Guatemala, la legislación es la supra fuente del Derecho, dejando apenas lugares muy asfixiantes a las otras fuentes normativas como lo son la costumbre y la jurisprudencia.

Muy amolado está un país cuyo régimen jurídico depende en un 99 por ciento de lo que el legislador diga qué es el derecho en ese país, y la forma de decirlo sea tan anómala y deficiente. Ello puede llegar a tornarse en dramático, porque se provoca lo contrario al fin del orden jurídico: incertidumbre y desconcierto.

El mensaje de fondo de la evaluación, es rotundo: en el Congreso deben estar los mejores políticos, las mujeres y hombres con auténtica visión de nación y plena vocación de servicio. ¿Los tenemos?

Ojalá hoy la Chabela les dé duro a los que tenemos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Hugo Maul R.
Guatemala ante la incertidumbre económica

La situación es grave, nadie lo niega; no obstante, estos son los momentos en los cuales se requiere una “cabeza fría” y no tomar decisiones en función del miedo y la desesperación.

noticia Julio González– spaces.smartla.net -Instructor Certificado EV3 nivel Gold por Carnegie Mellon University’s Robotics Academy
Conocimientos “duros”

La educación tradicional favorece los conocimientos duros, fundamentales para el éxito en el Siglo XXI.

noticia Julio Bravo /Especial
Agatha Christie por siempre

Se cumplen 130 años del nacimiento de la dama del misterio. Sus historias continúan acompañándonos. Ha sido, sin duda, la escritora más leída de la cuarentena



Más en esta sección

Ciudadanos vuelven a tomar la Plaza de la Constitución

otras-noticias

Se estrena, por fin, «Selena: The Series» a Netflix

otras-noticias

A 40 año de la muerte de John Lennon

otras-noticias

Publicidad