[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Jorge Luis Borges “El mundo será Tlön”

opinion

Va mi solidaridad con la Doctora Lucrecia Hernández Mack.

 

El mundo borgiano es un cosmos de idealismo, de sombras y tigres exóticos, cuyos cuentos son más bien ensayos, lejos del oscuro inframundo que domina el mundo. Lector de la vanguardia literaria, del gótico medieval y de los mitos germanos y griegos, también del taoísmo, de su Buenos aires, de los espejos, donde se ve y mira a los hombres, entre los retratos familiares.

Tuvo la tentación del suicidio pero le ganó el amor en 1914 al llegar a Ginebra, donde aprende francés, alemán, latín. Cree que toda obra se lee de manera distinta según el tiempo y los medios. Pues hay una alquimia diferente entre el escritor y el lector al abrir el texto según la época, ya con una predisposición previa antes de leerlo. Borges trabaja como bibliotecólogo y allí casi inventó la literatura fantástica. Su ficción especulativa es conceptual, por lo que saben más a prólogos. Si hay un centro, “no estamos perdidos” en el universo. Al lado de la biblioteca está el zaguán donde hay un extraño espejo que puede reflejar el infinito, donde un universo de las veintidós letras sirve a todos los códices, a todos los catálogos… Allí será su sepultura… la biblioteca seguirá cuando la humanidad deje de existir.

Lo que hace distinto a Borges es su postura literaria. Escribe para pagar deudas a los escritores que le abrieron los ojos. Redacta con más personalidades que las de Pessoa con sus heterónimos: habla el gaucho, el soldado, el filósofo, el matemático, el poeta… Lo mejor de su obra se da entre 1923 a 1953. Allí la magia que dio al hombre las letras, las enciclopedias, las cosmogonías… que considera su paraíso.

Borges nació un año antes de iniciarse el siglo pasado. Le costaba entender la ruindad de su siglo. De niño leyó en inglés antes que en castellano. La mitología griega lo atrapó hasta su muerte.

Adolescente tradujo a Oscar Wyld. Comenzó temprano su oficio de contar sobre historias ficticias, en un juego de espejos o de utopías propias de su laboratorio verbal.

Aprovechó bien la biblioteca enorme de casa antes de partir a Ginebra junto a sus padres, donde fueron sorprendidos por de la Gran Guerra. Allí el adolescente encontró refugio para su imaginación, incubando el espíritu de biblioteca repleto de galaxias. En 1921 retornó a su natal Argentina llevando notas del ultraísmo pero escribió Fervor de Buenos Aires , como un recuentro con su pasado, de manera tradicional.

Su ciudad natal adquirió un toque imperial sin tener un imperio, bajo la música de arrabal y del tango, en el mundo afrancesado de la oligarquía. Esta, para conmemorar cien años de la independencia, rediseñó Buenos Aires con grandes bulevares alrededor del cementerio La Recoleta, donde están “los ayeres de la historia”.

Sus versos saben a Juan Ramón: “Fui apurando en vano las calles. / Ya estaban los zaguanes entorpecidos de sombra. / Qué bien se ve la tarde”. Los cuentos de Ficciones y El Aleph llevan a otra dimensión y a geografías ignotas, donde las parábolas hacen sencillo lo complejo. En ellos se condensan los libros leídos y sus filosofías, con datos falsos, donde eleva la metafísica sobre la ruina del diario trajín. Le agradaba el cosmopolismo y el mundo intemporal. Ahí la síntesis tautológica, donde repetía la misma idea de manera redundante. Ahí el escritor que hace suyo verdades y mentiras. La historia no existe en sus mundos ahistóricos que vienen de lecturas y para la lectura, por el placer estético puro: “He preferido sus notas sobre libros imaginarios en sus cuentos Thön, Uqbar, Orbis Tertius. Su imaginación vuela y se detiene en la Biblioteca de Babel, que contiene la memoria de las lenguas muertas. Ahí la literatura para y por la literatura. “Debo a la conjunción de un espejo y de una enciclopedia el de descubrimiento de Uqbar”. Su narrativa con sofismas llega a otra urbe: “La geometría en Tlön comprende dos disciplinas algo distintas: La visual y la táctil…. La base de la geometría visual es la superficie, no el punto. Esta desconoce las paralelas… No hay ya libros firmados… se ha establecido que todas las obras son obra de un solo autor… anónimo”. Borges me animó a escribir Matusalén el heterodoxo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Isela Espinoza/elPeriódico
CIG y Multiverse firman alianza para capacitar empresas

El costo del programa es de US$800 + IVA. La Cámara de Industria otorgará  becas parciales de US$250 para no socios y US$300 para sus socios.

noticia Redacción/ elPeriódico
Fotografía de Vanessa Oliva en Rozas-Botrán
noticia AFP
“Grupo de la Muerte”, a escena

¡Choque de titanes! Los campeones del mundo franceses desafían a Alemania el lunes en Múnich en uno de los partidos más atractivos de la primera fase de la Eurocopa, mientras que los actuales campeones portugueses juegan contra Hungría en Budapest, en un estadio al completo en cuanto a espectadores.

 



Más en esta sección

Los casos de los que habló ayer el exjefe de la FECI, Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Aumenta a 250 los municipios en alerta roja por COVID-19

otras-noticias

CCINOC señala retroceso en la lucha anticorrupción en la región

otras-noticias

Publicidad