[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

De Guatemala a Guatepeor

opinion

En mis sesenta años de vida, he visto tres quemas de personas, una en vivo y dos en las horrendas tomas de la televisión.

Hace algunos años fui invitado por la Cooperación Española a asistir a un Seminario sobre ciudades que se realizó en la hermosa ciudad de Cartagena de Indias, en Colombia. Ciertamente, el calor de la tarde en esa ciudad es todavía peor de lo que señala Gabriel García Márquez en alguno de sus libros. El evento se desarrollaba en la Casa de España en esa ciudad y decidí salir a buscar el fresco y algo frío para tomar en torno de las dos de la tarde y me encontré con una vieja abarrotería en donde vendían granizadas. Pedí una y el abarrotero me dijo al verme el gafete, en el que decía mi nombre y mi país de origen, en tono de broma: “Usted salió de Guatemala para Guatepeor”.

Francamente no me gustó la broma, pero con el tiempo aprendí que en varios países sudamericanos es un decir, un dicho, bastante común. Hoy el dicho cae como anillo al dedo. Desde hace ya muchos años el país, el Estado, la economía, la sociedad guatemalteca va del mal en peor. En mis sesenta años de vida, he visto tres quemas de personas, una en vivo y dos en las horrendas tomas de la televisión. La primera sucedió el 14 de julio de 1960, cuando manos anónimas le prendieron fuego al Manicomio, como se le decía antes, al Hospital de Salud Mental. En aquella oportunidad, murieron varios internos, hombres y mujeres, médicos, enfermeras, voluntarios y un largo etcétera. Aquella noche, mi abuelo Santos y mi tío Raúl fueron a nuestra casa que quedaba en la Avenida Elena 14-33 de la zona 3; enfrente de las altísimas paredes del Edificio Colonial; a sacarnos para llevarnos a buen resguardo en su casa de habitación que quedaba en el Callejón Normal. Tenía cuatro años y pude ver a las gentes del pueblo, acarreando agua en cubetas, haciendo cadenas para trasladar el vital líquido, vi a los albañiles con sus piochas y palas queriendo abrir un boquete en las paredes anchas de los muros, oí a las madres y a los padres rezando para que lloviera. Los gritos y las exclamaciones de dolor por doquier. Todo aquello quedó en la impunidad. Con los años supimos, en los tiempos de Álvaro Colom Caballeros, de los experimentos que el doctor John Charles Cutler –financiado por el Gobierno de los Estados Unidos de América– que consistían en infectar mediante inoculación directa y sin consentimiento ni conocimiento de las víctimas, que eran pacientes del Hospital, prostitutas, borrachos y hasta con soldados para que contrajeran sífilis, gonorrea y otras enfermedades venéreas para comprobar la efectividad de nuevos fármacos antibióticos como la penicilina y otros tratamientos. Al saber esto, pensé que quienes mandaron a quemar el Manicomio querían quemar archivos. Una hipótesis no muy creativa, pero lógica en el país de la eterna impunidad. Posteriormente, llegó el 31 de enero de 1980, día de la quema de la Embajada de España. Las fuerzas de seguridad invadieron la embajada para sacar a los campesinos y estudiantes que la había tomado previamente. Murieron 37 personas, incendiándolas con fosforo blanco. Todavía hoy, este crimen está impune y uno de sus autores intelectuales continúa libre: Donaldo Álvarez Ruiz, Ministro de Gobernación en tiempos del general Fernando Romeo Lucas García. La semana pasada, atestiguamos con espanto, lo que hicieron con las niñas y adolescentes del “Hogar Seguro” Virgen de la Asunción. Al momento van 40 jóvenes muertas. Paz a sus restos y a sus deudos. ¿Sus asesinos qué querían ocultar o bien los autores intelectuales qué cortina de humo deseaban correr? No se valen más excusas, destitución a los responsables y castigo penal a los encargados a todos los niveles. No dejemos ni permitamos que el dicho sea verdad: de Guatemala a Guatepeor.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Ray Fisher fuera del universo de películas de DC

A pesar de los rumores de que el Cyborg de Ray Fisher regresará en The Flash, un nuevo informe indica que el héroe de DC no aparecerá en el proyect

noticia
Star+: nueva plataforma de series, películas y deportes
noticia Europa Press
La primera fotografía de la Luna

El logro fue posible tomando una imagen de daguerrotipo de 20 minutos de duración usando un telescopio reflector de 13 pulgadas.



Más en esta sección

Uber sale de los números rojos y gana 1.036 millones de dólares en lo que va de 2021

otras-noticias

Sony ganó 1.310 millones de euros entre abril y junio, un 8,9 % más

otras-noticias

Microsoft exigirá prueba de vacunación para acceder a sus oficinas en EE.UU.

otras-noticias

Publicidad