[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¡Presidente renuncie!

opinion

Guatemala tiene en la presidencia a un hombre sin experiencia gubernamental.

 

La muerte por calcinamiento y asfixia de 37 niñas y adolescentes en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción es un crimen de Estado y el responsable es el presidente Jimmy Morales y su esposa Patricia de Morales, quien de acuerdo a sus funciones le corresponde como Primera Dama de la Nación, dirigir la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia y bajo esta institución opera este Hogar. La cadena de mando es clara, ambos actuaron negligentemente.

Con este crimen Guatemala regresa a la época de la guerra, a la década de 1980, cuando era común que los desplazados y excluidos de la ciudad y del campo, que demandaban a las autoridades atender sus peticiones, fueran recibidos con violencia como una forma de sentar precedentes para que nadie intentara levantar la voz y demandar derechos. Lo ocurrido el miércoles no es la primera quema de seres humanos encerrados bajo llave.

Este asesinato colectivo por incapacidad técnica muestra a Guatemala y a la comunidad mundial que no puede seguirse como barca sin rumbo, sin direccion clara, humana y técnica. Las constantes denuncias sobre vejámenes que se ejecutaban en ese Hogar fueron sistemáticamente ignoradas por múltiples autoridades. Guatemala tiene en la presidencia a un hombre sin experiencia gubernamental. Un comediante que no puede administrar un país, que no posee los requisitos y cualidades indispensables para que opere la burocracia estatal y que las instituciones coordinadamente muevan los engranajes para que el Estado funcione para todos y no solo para la elite económica, política, militar o emergente.

Estas niñas provienen de sectores olvidados, marginalizados y criminalizados de la capital y del interior. Representan a un grupo que nadie quiere ver y menos escuchar. Allí están sus madres, en pocos casos sus padres, o algún miembro de sus familias evidenciando que son el despojo de lo producido por una sociedad egoísta, materialista y corrupta que ha abandonado una de las herencias más hermosas que una mujer puede dejar al mundo: sus hijas e hijos.

¿Que hacían estas niñas en este centro? ¿Qué condiciones de la sociedad actual, conservadora e hipócrita, las condujeron hasta allí?

¡Presidente renuncie!

¡Castigo para todos los responsables de este crimen!

¡Justicia para las familias!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cristian Velix/elPeriódico
Informe señala que este año están muriendo más personas por violencia

El GAM indicó que se está reactivando la violencia de una forma “sumamente preocupante”.

noticia Europa Press
La increíble cifra que se pagó por el código fuente de la web

El código fuente de la World Wide Web se vendió como NFT por US$5.4 millones.

noticia Luisa Paredes/ elPeriódico
AC interpone demanda contra integrantes del CCJ


Más en esta sección

Israel arranca la vacunación general a mayores de 60 años con la tercera dosis

otras-noticias

Descubierta una nueva partícula de materia exótica de larga duración

otras-noticias

Un médico revela quiénes no deberían comer melón

otras-noticias

Publicidad