[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Cuanto más te agachas, más se te ve el culo

opinion

Cuanto más bueno se es y más concesiones se hacen, más se aprovecharán de ti. Yo lo he vivido ya muchas veces.

 

Los Chapines, con las virtudes y defectos que los humanos tenemos, siempre hemos sido pacientes y por eso abusan de nosotros, sobre todo algunos extranjeros shutes, y abusivos. Sin embargo, el extranjero que ha venido a Guatemala a trabajar aquí, que se ha casado aquí, tenido sus hijos aquí y paga sus impuestos aquí, a nadie molesta; más bien los admiramos y queremos porque han sido gente trabajadora y decente que terminan queriendo a Guatemala como a su patria. Todos conocemos a alguien así. Todos sabemos de extranjeros que aman a Guatemala incluso más que muchos guatemaltecos.

Yo no soy malinchista ni chauvinista. No soy malinchista porque no prefiero lo extraño a lo nuestro. No tengo afinidad con la Malinche, la concubina de Hernán Cortés que tanto le ayudara en la conquista de los mexicas. No doy preferencia a personas ni costumbres extranjeras en detrimento de lo nuestro, y mucho menos adoptaría una actitud servil frente a los extranjeros.

Por otra parte no soy chauvinista ni patriotero, no me identifico con el mítico Chauvin y con su exagerado patriotismo. Más bien no caigo en la creencia narcisista de que todo lo nuestro es lo mejor del mundo. Que si el azul de nuestro cielo, es más azul que el de Nápoles, que si el Himno Nacional es el “mejor” del mundo, etcétera.

Hay que poner las cosas en su justa medida. Ni todo lo extranjero es malo ni todo lo Chapín es bueno. Lo que si nos está hartando a muchos es la presencia de un patacho de canchitos que solo a joder vienen, y nosotros agachándonos. Estos invasores, estoy seguro que haciéndose pasar por turistas o “periodistas”, solo porque traen una cámara colgando del hombro asumen ser gente de prensa. Seguro estos son oenegeros que en su fantasía vienen a ayudar al “buen salvaje”. Se instalan en algún hostal de mala muerte, viajan por el interior de la República y vienen a babosear a gente incauta para viajar a la capital a “manifestar”. Y los que manifiestan son unos largos que quieren “por huevos o por candelas” promover la revolución aquí en nuestra patria. Son tan miopes que no se han dado cuenta que el socialismo ya desapareció, que ya no hay muro de Berlín ni existe la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), esa por la que aquí murieron miles, sin sentido ni razón.

Sobre esos canchitos, que desfilan en las raquíticas manifestaciones de Codeca y del CUC ¿Quién sabe quiénes son? ¿Qué hacen aquí? Pues hasta hoy son un misterio. Son unos abusivos, personas no gratas o ¿Será que están acreditados como diplomáticos? Estos canchitos vienen acompañando a unos largos que roban energía eléctrica, invaden propiedad privada, destruyen plantaciones, exigen ridículamente la nacionalización de la energía eléctrica y la suspensión de operaciones hidroeléctricas. Y en el colmo de la estupidez piden la renuncia del Presidente Constitucional de la República. A esos delincuentes “acompañan” los canchitos. ¿No será eso injerencia en asuntos internos de los guatemaltecos? ¿No será hora ya de extrañarlos de nuestro país o nos seguimos agachando?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Plácido Domingo favorable a criticar el pasado “sin destruirlo”

Luego de ser acusado de acoso sexual, el llamado “Rey de la Ópera” vuelve a los escenarios y reflexiona acerca de su futuro.

noticia AFP
Bezos, el hombre más rico de la Tierra, dejará por unos minutos el planeta el martes
noticia Alexander Valdéz / elPeriódico
Autorizan extradición de mujer que se fugó de prisión


Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

Denuncian irregularidades en la vacunación

otras-noticias

Kevin, cuarto del mundo

otras-noticias

Publicidad