[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Un año pasó

opinion

Una evaluación ecuánime de este primer año de gobierno debe también reconocer que el actual gobierno no las tuvo todas consigo.

… y muy poco pasó. En pocas palabras, este parece ser el consenso acerca del primer año de la administración de Jimmy Morales. El nuevo gobierno representaba una opción distinta a la bien conocida fórmula de la política tradicional, una posibilidad que en aquel entonces, y hoy en día, la mayoría de guatemaltecos rechazaba de manera tajante. Fue tal la velocidad con la que se desencadenaron los acontecimientos durante el 2015 que no hubo mucho tiempo para reflexionar acerca de las implicaciones que podría tener la llegada de outsider de la política al poder, tal como los efectos de no contar con una fuerza legislativa capaz de apoyar la estrategia de reformas del Ejecutivo; los riesgos de llevar al poder a un grupo de personas con poca experiencia en el manejo y control de la cosa pública; los problemas derivados de no contar con un plan de gobierno detallado y priorizado, y; el impacto que podría tener sobre las expectativas de los electores la imposibilidad de cambiar el rumbo del país de manera significativa en poco tiempo.

Un año de gobierno después cada vez se comprende más claramente las complicaciones derivadas de la conjugación de estos factores en la práctica. La relativa ausencia de resultados que hoy tanto preocupa a la población, en realidad, no debería sorprender a nadie dadas estas circunstancias y las dificultades particulares que tuvo que afrontar el nuevo gobierno al asumir el poder. Una evaluación ecuánime de este primer año de gobierno debe también reconocer que el actual gobierno no las tuvo todas consigo; desde el inicio se manifestaron un cúmulo de actores ajenos a ellos que dificultaron su trabajo, tal como la penosa situación en la que quedaron las arcas nacionales y la capacidad de recaudación de la SAT; los problemas de ejecución del gasto derivados de una politizada reforma a la Ley de Contrataciones a principios de diciembre de 2015, que por poco termina provocando la total paralización del aparato público; un exacerbado temor por parte de los funcionarios públicos, nuevos y antiguos, de tomar decisiones rutinarias de cara al clima de incertidumbre reinante dentro de la función pública derivada de la guerra contra la corrupción; así como la dificultad para integrar un equipo de trabajo de manera acelerada.

De esta cuenta, si bien no pasó mucho durante el 2016, tampoco la situación en la que Morales llegó al poder era la mejor de todas. Lo cual no justifica los errores que su gobierno haya podido cometer pero que sí explica una parte de los problemas que su gobierno ha debido, y deberá, afrontar. En función de la experiencia adquirida se esperaría que este segundo año se caracterice por la priorización de los objetivos a perseguir y por la toma de decisiones claras en torno a cada uno de ellos. En lugar de disipar las pocas fuerzas y recursos disponibles en una diversidad de temas poco relacionados entre sí, bien haría el gobierno de Morales enfocando todos sus esfuerzos en unas cuantas prioridades. No poner en práctica las lecciones aprendidas durante el 2016 sí será total responsabilidad de este gobierno de volverse a cometer los mismos errores.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Inauguran puesto de control aduanero en Pasaco, Jutiapa

El Presidente participó en el acto oficial. En su discurso, el mandatario informó que el mes pasado destituyó a un funcionario por supuestos actos de corrupción.

noticia Estuardo Porras Zadik
“Suficiente es suficiente”

Es inevitable llegar al momento en el que hay que definir una postura.

noticia AFP
De Villiers se impone en el Dakar

El sudafricano Giniel de Villiers (Toyota) conquistó la quinta etapa del Dakar-2021 en coches, cuya clasificación general sigue liderada por el francés Stéphane Peterhansel (Mini).

 



Más en esta sección

No a la represión a nuestros hermanos

otras-noticias

Estudiante que caminaba 11 kilómetros para trabajar, recibe un carro gracias a sus vecinos

otras-noticias

Un conductor en Gran Bretaña pierde examen teórico de conducir 157 veces

otras-noticias

Publicidad