[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La paz política bajo amenaza

opinion

20 años después truenan tambores de guerra… retórica, por ahora.

 

La mayoría de acuerdos de paz en el mundo durante el siglo XX –en particular la finalización de guerras civiles– consistió en el cese al fuego definitivo y la desmovilización de tropas, como condición para reconstruir el país y reorganizar su Estado. Guatemala registra uno de los procesos de negociación más trabajoso (cuatro presidentes involucrados y diez años en rondas y acuerdos parciales, de los 36 años a que se extendió el conflicto) y quizá los acuerdos más complejos y comprehensivos (desde el Acuerdo de Oslo del 29 de marzo 1990, hasta el Acuerdo de paz firme y duradera del 29 de diciembre de 1996, se firmaron 16 acuerdos abarcando casi todas las temáticas).

Por eso cualquier evaluación sobre el cumplimiento de los acuerdos de paz será poco satisfactoria. No es que los compromisos de los acuerdos en sí mismos sean ambiciosos, es que demandaban el alineamiento –poco realista– de los actores e instituciones relevantes. No fue la letra de los acuerdos ni el espíritu que encerraban, sino su entorno. Un acuerdo de cese de conflicto no es automáticamente un acuerdo nacional, a pesar de la aparente construcción de consensos con dirigentes políticos, empresariales, cooperativistas y sociales. El indicador de que los acuerdos de paz no llegaron a constituir un acuerdo nacional fue la derrota de las reformas constitucionales en mayo de 1999.

Pero no por eso se deben desdeñar estos acuerdos, pues alcanzaron el objetivo básico de poner fin a la violencia política organizada. El último asesinato político ocurrió en abril de 1998, a 16 meses de firmados los acuerdos de paz, y adquirió dimensiones de magnicidio. No obstante, es irrefutable, 19 años después, que el crimen contra el obispo Juan Gerardi, director pastoral del Remhi, resultó inútil, si la pretensión era contener la justicia transicional. Visto desde este ángulo, tampoco las víctimas civiles no combatientes (nueve de cada diez de las víctimas en general durante el conflicto armado) se atuvieron a la letra de los acuerdos de paz, que claramente establecía conocer la verdad (sin nombrar responsables) y acceder a reparaciones (excluyendo la justicia penal).

La conmemoración, el día de hoy, de los 20 años de suscrito el Acuerdo de paz firme y duradera, ocurre en un ambiente enrarecido por la violencia retórica, la incitación al odio y la intolerancia ideológica. Esta ola se ha desatado con peculiar furia durante el último semestre, como reacción obvia a la persecución penal que conducen el MP y la CICIG contra cabecillas de redes criminales y de corrupción, pertenecientes a distintas elites del status quo. Esos grupos radicales interpretan que el triunfo de Donald Trump equivale a la ruptura de la política bipartidista de Washington seguida en la región desde el fin de la guerra fría (1989), dejándoles las manos libres para pasar, sin mayor costo, de la violencia retórica a la violencia política, aunque desestabilice el sistema político, abriendo un nuevo capítulo de turbulencias.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Humillan al Leeds de Bielsa

Leeds United, de la Premier League, fue eliminado este domingo en la tercera ronda de la FA Cup inglesa por un equipo de la League Two, la cuarta división inglesa, el Crawley Town, mientras que los poderosos Manchester City, Chelsea y Tottenham, siguen con paso firme en la ronda del KO.

 

noticia Investigación >investigacion@elperiodico.com.gt
Política, dinero y poder: la alianza UCN-Vamos

El 14 de enero próximo se cumple un año de cogobierno, el partido Vamos del presidente Alejandro Giammattei se alió con la Unión del Cambio Nacionalista (UCN), un partido con ideología narco, que apoya las iniciativas oficialistas en el Congreso de la República a cambio de prebendas como obras, negocios y gobernaciones.

noticia Dr. Rafael Mejicano Díaz
Medidas contradictorias

Las medidas preventivas implican en la práctica cambio de conducta y de comportamiento.



Más en esta sección

EE. UU. sigue de cerca acciones del Congreso

otras-noticias

Guatemala rompe su récord de corrupción

otras-noticias

Gobierno asegura que Presupuesto será de Q94.3 millardos

otras-noticias

Publicidad