[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Una guerra política abierta

opinion

El polo reformista, poco organizado.

 

Del 28 de septiembre al 5 de diciembre de este año, registro al menos cinco eventos que me dicen que, en términos del análisis político de Gramsci, el statu quo en Guatemala ha pasado de la “guerra de posición” (o de trinchera, se diría en términos militares) a “guerra de movimiento”. El statu quo aguantó casi 15 meses (entre abril 2015 y junio 2016) de batida anticorrupción, con fuerte legitimidad social, y ha comenzado a salir de su trinchera para atacar directamente a los reformistas.

El primer movimiento del statu quo ocurrió en la Corte Suprema de Justicia, donde bajo el liderazgo de la magistrada Blanca Stalling, organizaron su mayoría y eligieron, el 28 de septiembre, a Silvia Valdés como presidenta. Así, recuperaron un poder del Estado para erosionar las reformas constitucionales y los vitales fallos judiciales. El segundo movimiento se consumó el 8 de noviembre, con la elección de una Junta Directiva en el Congreso que dejó fuera a Mario Taracena y a la UNE, conductores de las reformas hasta entonces.

Este segundo movimiento explotó el anti voto de Taracena entre los diputados, y la zona de confort que los diputados Édgar Ovalle y Melgar Padilla le anidaron a un presidente Jimmy Morales, entre asustadizo e irritado por el encarte de su hijo y hermano en un proceso penal de poca monta. La llamada “Juntita militar” (en realidad un trébol de cuatro hojas poco presentables de exoficiales que lo asesoran) fue articulando operadores de justicia, grupos económicos tradicionales y otros radicales, así como un puñado de diputados, entre los mejores operadores del partido Todos, para hegemonizar la dirección del Congreso.

El tercer movimiento –ya insuflados por lo que equivocadamente interpretan como “poner a Washington del lado” del statu quo, tras la elección de Trump– consiste en derrotar las reformas constitucionales, equiparándola a un triunfo en contra de la fiscal general Thelma Aldana y el comisionado Iván Velásquez. El 28 de noviembre cayeron los tres primeros artículos: dos que estaban destinadas a acotar el derecho de antejuicio, de manera que no fuese equiparable a impunidad de los altos funcionarios, y una redacción alternativa a la sugerida sobre derechos indígenas.

La guerra de movimientos tuvo otros dos eventos en sentido contrario al statu quo. El 28 de noviembre el grupo de privados de libertad que convirtió el apartamento del ex presidente Otto Pérez en centro de operaciones del statu quo, fue redistribuido en diferentes centros de detención. Y el 5 de diciembre quedó arraigado el “mentor” del presidente Morales, y diputado del FCN, Édgar Ovalle, por un caso de justicia transicional. Estos movimientos anticipan una intensa y compleja disputa política por la restauración del orden patrimonialista (corrupto) y por la reforma y la instauración de un nuevo orden. Todas las bases institucionales favorecen a los primeros, además del hecho cierto de que el polo reformista tiene un bajo nivel de organización, sin comparación con lo compacto que aparece el statu quo. Como sea, el futuro se está jugando en esta guerra política en movimiento.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP/UNIVISION/SPUTNIK
Mike Pence rechaza apartar del cargo al presidente Trump

Demócratas en la Cámara de Representantes votan hoy para aprobar el artículo contra el Presidente por “incitación a la insurrección”.

noticia AFP
Palmeiras busca sellar el boleto a la final

Con similitudes curiosas con su anterior y única Copa Libertadores, Palmeiras busca el pase a la final del torneo americano este martes ante un herido River Plate que le apuesta a la mística que a veces brota cuando todo parece perdido.

noticia
Pasar solo cinco minutos en la naturaleza podría mejorar tu estado de ánimo


Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

La del 300 a.C.

otras-noticias

El financiero “ad honorem”: primo del Ministro administra los fondos de Caminos

otras-noticias

Publicidad