[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Fidel Castro a la diestra de José Martí

opinion

Hay que reconocer la labor de las brigadas médicas en Guatemala, una iniciativa internacional concebida por Fidel Castro.

Por azar del destino me correspondió hacer una inmersión académica sobre el futuro de Cuba durante el primer semestre del año de 1995 en un seminario dirigido por el doctor Allan Goodman, en ese entonces decano académico de la Escuela de Servicio Exterior de la universidad de Georgetown. Luego de las primeras sesiones de este seminario me encontré al doctor Goodman casualmente caminando por una de las calles aledañas al campus de la universidad, momento que aprovechó para decirme directamente, ¡Luis, descríbame en cien palabras a Fidel Castro! Descubrí con este ejercicio una veta inagotable de hechos que parecían inverosímiles.

Era inconcebible entender la historia controvertida de Cuba a partir de su proceso político de inicios de la década de los años cincuenta al año de 1995 del siglo pasado y de delinear escenarios al futuro a diez años plazo, sin conocer la incidencia en este proceso de la personalidad singular de Fidel Castro Ruz. Una figura con características francamente inusuales de liderazgo político, que se acrecentaba ante la adversidad, en la cual sobresalía la visión e intuición aguda y de gran alcance, el conocimiento profundo de las circunstancias que lo rodeaban, la determinación inquebrantable, la capacidad y el talento de comunicar, de articular, de inspirar y de dirigir a sus seguidores para desafiar, enfrentar y transformar esquemas que parecían en un momento dado insuperables o infranqueables.

 Durante la fase de investigación y de análisis dos circunstancias me intrigaron profundamente. La primera circunstancia fue advertir el reconocimiento y el agradecimiento personal de Nelson Mandela, el legendario dirigente sudafricano, de una autoridad moral incuestionable, a Fidel Castro en su visita a Cuba en 1991, por su contribución crítica a la derrota militar del régimen sudafricano de segregación racial. Las fuerzas expedicionarias cubanas que ascendieron en un momento dado a cerca de 50 mil miembros, que intervinieron a solicitud y en auxilio del Gobierno de Angola (1975-1987), fueron determinantes para vencer a las fuerzas sudafricanas, mejor aprovisionadas pero menos capacitadas y motivadas, que invadieron el territorio angolano. Era imprevisible que una isla pequeña como Cuba y con muchos desafíos apoyara con éxito a 11 mil kilómetros de distancia a otro país en otro continente en un conflicto militar y que posteriormente fuera parte de la suscripción de los acuerdos de paz en 1988 junto a Angola y Sudáfrica con la mediación de Estados Unidos.

Le pregunté a Chester Crooker, profesor invitado en Georgetown, quien fuera en esos años Subsecretario de Estado para Asuntos Africanos del gobierno republicano de Ronald Reagan, ¿cuál había sido su experiencia en las negociaciones con los cubanos? A lo que respondió,

“cumplieron su palabra” .

La segunda circunstancia que me sorprendió de Cuba bajo el régimen de Fidel Castro, que no tenía a primera vista una explicación diáfana, fue que el tejido social cubano, que tiene sus particularidades, soportara la gravísima crisis económica desencadenada por la inesperada y abrupta desintegración de sus principales socios económicos, tanto la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas,URSS, (1991) como los países miembros del llamado campo socialista de Europa Oriental. Y resistiera la población cubana el recrudecimiento del embargo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos y la Ley Torricelli (1992) de carácter extraterritorial, que tenían como propósito darle, en ese momento de crisis profunda, el golpe de gracia y propiciar un alzamiento ciudadano o una sublevación militar en contra del régimen de Fidel Castro.

 En ambas circunstancias, había cuatro factores comunes. La conciencia política colectiva, la cohesión social y la capacidad de sacrificio y de solidaridad de la mayoría de la población cubana que permitieron sostener la extensa presencia militar en Angola y sortear la larga crisis económica. Se asumía desde afuera de una manera simplificada, con fuerte carga ideológica, que el sistema político cubano ante las circunstancias adversas descritas era insostenible y que su colapso era inminente.

Hubo otras circunstancias antes y después de 1995 que vaticinaban lo mismo. Los hechos unos tras otros frustraron esas expectativas.

Fui testigo in situ de la visita pastoral a Cuba de su santidad el papa Juan Pablo II del 21 al 25 de enero de 1998, quien sufrió la persecución del nazismo y del comunismo en Polonia, su país natal. El histórico mensaje papal, “Que Cuba se abra al mundo con todas sus magníficas posibilidades, y que el mundo se abra a Cuba”, motivó a que Guatemala restableciera relaciones diplomáticas con Cuba el 27 de enero, dos días después de que el papa dejara la mayor de las Antillas. Hay que reconocer la labor de las brigadas médicas en Guatemala, una iniciativa internacional concebida por Fidel Castro como expresión del proceso político cubano.

Ciertamente la figura de Castro desató enconadas y justificadas pasiones y controversias pero para los cubanos de la Isla, en un porcentaje significativo, sin lugar a dudas, Fidel Castro está a la altura y a la diestra de José Martí, prócer de su independencia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Extranjeros sin mascarillas en Bali obligados a hacer flexiones

Más de 70 personas fueron multadas con 100 mil  rupias (unos 7 dólares), pero otras 30 no tenían dinero y fueron sancionadas a hacer flexiones.

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
FECI planteó amparo contra resolución que anula proceso contra Armando Escribá

La Sala Segunda separó del caso a la jueza Erika Aifán.

noticia Lucero Sapalú / elPeriódico
Guatemaltecos en el extranjero podrán tramitar su pasaporte sin DPI

El trámite lo pueden realizar con su acta de nacimiento.



Más en esta sección

Congreso elige a nuevas autoridades de Conamigua

otras-noticias

Médicos panameños denuncian irregularidades

otras-noticias

Plan busca formar en agricultura a estudiantes en Costa Rica

otras-noticias

Publicidad