[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Lo retrógrado: disfraces y negación a caminar

opinion

El carácter retrógrado, que recala en el ADN de algunos guatemaltecos, se expresa en momentos álgidos y surge al instante.

Con poco que salte a la escena de la opinión pública, salen como hongos la tendencia a la polarización, a prevalecer los ataques, las descalificaciones, la gana de atropellar al otro simplemente porque piensa distinto. Esos episodios suceden en coyunturas, donde aparecen eventos que irrumpen y alteran la aparente normalidad. En los últimos días se concentran varios detonantes: las reformas constitucionales en justicia, la elección de Trump, la muerte de Fidel Castro o el asesinato de un comunitario en Alta Verapaz. Tal parece que el pantone para diversos sectores solo lo forman tres colores: blanco, negro y en ocasiones, el gris. El último evento es muestra de la tendencia de partir de premisas equivocadas para construir falsas verdades. Privan ideas absurdas, que de tanto repetirlas algunos incautos y falseadores de realidades terminan creyéndolas, “como el líder de Semuc Champey fue golpeado por autoridades ancestrales, el planteamiento de la jurisdicción indígena es un llamado a la violencia y por eso mejor oponerse ante semejante peligro”.

El carácter retrógrado, que recala en el ADN de algunos guatemaltecos, se expresa en momentos álgidos y surge al instante. Nos enfrentamos a una brutal inconsistencia de fondo: queremos caminar, pero cuando se acelera el paso mejor si nos dirigimos hacia atrás. No por gusto en cualquier evento, por simple que ese sea, las gradas o filas de atrás se llenan primero; las posiciones de adelante son espacios vacíos ya que se corre el “peligro” de ser llamado al frente a tomar la palabra, a asumir roles activos. Algunos asumen y defienden jugar al Cipitío, un personaje de las leyendas de Guatemala y El Salvador, que tiene una deformación en sus pies por lo que los tiene al revés. Aunque camina, sus huellas indican que va en la dirección contraria.

Una sociedad heterogénea, polarizada desde tiempos inmemoriales, donde unos cuantos quieren monopolizar las opiniones dominantes, resalta la oposición al progreso y a la actualización de conductas y formas de ver las realidades concretas. Muchos gritaron hasta quedarse roncos en las movilizaciones del año pasado, sin saber de lo que en realidad se trataba todo eso; unos movidos por falso nacionalismo, otros por la moda y solo unos cuantos desde el consciente colectivo. Ahora, a más de año y medio de esos sucesos, nos damos cuenta de cuántas capas de vergüenza e impunidad pretendemos quitarnos de encima. Al constatar semejante remolino, unos quieren dar marcha atrás para mejor quedarnos como estábamos. Mejor guardar el polvo debajo de la alfombra y que todo siga igual.

En Guatemala se cede espacio, peligrosamente, al neoconservadurismo. Los conservadores tradicionales son pasivos, se quejan de los vientos huracanados que amenazan con terminar de sacarlos de la foto; pero no pasan de ello. Los neoconservadores se diferencian porque son agresivos e intransigentes; apelan a imponer valores absolutos al costo que sea, creen tener una autoridad moral superior. No quieren perder cuotas de poder, pero además, quieren ir por más. La apuesta del momento es no cambiar el modelo de justicia, para que siga siendo parcial, ajustada al mejor postor; eficiente para quien pueda pagarla, pero débil, compleja, distante, ineficiente e injusta para los más.

renzolautaro.rosal@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jaime Estrada García / DPI 1912 05419 2201
No soy el gobernador
noticia AFP
Informe en Senado de EEUU pide a Biden terminar acuerdos de asilo con el Triángulo Norte
noticia Europa Press
Una meteoróloga explica por qué es una mala idea comer trozos de hielo en TikTok


Más en esta sección

Festival Glastonbury, cancelado por pandemia

otras-noticias

Adiós a Nathalie Delon

otras-noticias

Liverpool se desploma

otras-noticias

Publicidad