[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Los desestablecidos

opinion

¿Tenemos realmente un gobierno para todos?

Hace algunos días la noticia de los violentos desalojos de los vendedores ambulantes de la sexta avenida tomó primacía en las noticias. La fotografía de una mujer confrontando a la Policía se volvió un icono: el reclamo enfurecido de los desestablecidos.

Las ciudades son focos de atracción implacable. La esperanza de encontrar trabajo, la ilusión de optar a un abanico de posibilidades. Según los estudios de Segeplan, Guatemala va en camino de aglomerar, cada vez más, a su población en torno a las ciudades. Pero decir “las ciudades” es mucho decir. Tenemos una gran ciudad, creciendo de manera descontrolada, sin planificación y sin opciones.

Algunos guatemaltecos se enorgullecen de su posición de establecidos. Viven en medio del lujo de los centros comerciales, los barrios gentrificados, la sofisticación de un primer mundo que tomamos prestado para la foto del selfie. Esta apariencia no tolera la otra imagen: los problemas sociales que encarnan los desestablecidos.

Y están por todas partes. Esperan en los semáforos para ofrecer un espectáculo, pedir limosna, lavar los vidrios de los carros. Hace poco un violento conductor agarró a golpes a un adolescente por atreverse a ofrecerle este servicio.

También apartan espacios en las aceras y venden el derecho de aparcarse. En algunos lugares estas cuotas son verdaderas extorsiones y causan pleitos entre los oferentes que reclaman los espacios como territorios personales. Y si existe un foco de posibilidades (como las gigantescas colas para sacar un pasaporte), allí están los desestablecidos para vender un espacio al precio que dicte la demanda.

Lo que los guatemaltecos establecidos deberían comprender es que toda esta gente que busca una oportunidad económica en la calle, es la expresión de problemas sociales para los cuales no se está dando ninguna respuesta. ¿Y a quién le preocupa?

En el caso del Alcalde Arzú, la solución fue reprimir a los vendedores. Sacarlos del lugar, porque el paseo de la Sexta es uno de sus baluartes. Pero, ¿es eso gobernar?

¿Dónde está el auténtico liderazgo? ¿Pueden eludirse para siempre los problemas? ¿Nos satisface que los funcionarios simplemente los maquillen, los nieguen o castiguen a la gente por su pobreza?

El problema del desestablecimiento está directamente vinculado a una sociedad desorganizada, donde los beneficios son para pocos y donde nadie está a cargo de resolver los problemas de la mayoría. De hecho, pareciera que existe una velada política que prefiere ver a los desplazados convertirse en migrantes ilegales. Disfrutar de los réditos financieros de las remesas y alimentar el sueño fatuo de que se vive en un centro comercial donde los árboles navideños se visten del más fino cristal.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Cierre de vertedero de AMSA provoca largas filas de camiones recolectores

El lugar fue cerrado ayer por falta de maquinaria para operar según la municipalidad de Villa Nueva.

noticia Cindy Espina
Violencia en zona 1: asesinan a vendedor de frutas

Vecinos de la zona 1 han reportado aumento de hechos violentos, como asaltos y ataques armados, en avenidas concurridos de esa área de la ciudad de Guatemala.

noticia Cesar Flores Soler / Colaborador elPeriódico
Langosta voladora destruye cultivos en zona de adyacencia con Belice


Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

360° A vuelo de pájaro

otras-noticias

No a la represión a nuestros hermanos

otras-noticias

Publicidad