[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El liderazgo neoyorquino

opinion

Nueva York tiene sus grandes y destellantes luces que han inspirado y llevado a la cumbre a talentos de todo quehacer humano.

La campaña electoral disruptiva del presidente electo de los Estados Unidos, Donald J. Trump, que supo visualizar e interpretar oportunamente el momentum político de su país, se sostuvo sobre la base sólida de su éxito inmobiliario empresarial de dimensión global, que tiene su origen en la histórica, emblemática y cosmopolita ciudad portuaria de Nueva York. Es en la entrada a la bahía de esta urbe espectacular y vibrante en la que se yergue imponente la dama que levanta la denominada antorcha de la libertad, majestuoso monumento símbolo de un país de inmigrantes dentro de los cuales se encuentra el abuelo paterno de Donald Trump de descendencia alemana.

Esa concepción abierta a la amplia diversidad cultural, étnica y religiosa favoreció que la sede principal de la Organización de las Naciones Unidas, la más representativa a nivel mundial, se construyera en esta ciudad.

Nueva York tiene sus grandes y destellantes luces que han inspirado y llevado a la cumbre a talentos, de todo quehacer humano, que lo recoge magistralmente aquella música Nueva York Nueva York interpretada y elevada a la fama por el desaparecido cantante Frank Sinatra, cuya letra en una parte expresa, “Empiecen a extender la noticia: me voy a ir hoy (a Nueva York), quiero ser una parte de ella. Mis zapatos de vagabundo están deseando cruzar su corazón. Quiero despertar en la ciudad que nunca duerme y ser el rey de la colina, en la cima del éxito. Mis tristezas de pueblo pequeño se esfuman… Si puedo conseguirlo allí, lo puedo conseguir en cualquier parte”.

Pero también Nueva York ha pasado por momentos críticos de incertidumbre, de desasosiego y de pesadumbre derivados de crisis financieras, económicas, de seguridad ciudadana y de ataques terroristas pero ha sabido levantarse, reestructurarse y reinventarse.

Ahí está otro referente. El alcalde de Nueva York, Rudolf Giuliani (1994-2002), descendiente de inmigrantes italianos, fiscal de profesión, aliado consistente y cercano colaborador del futuro presidente de los Estados Unidos y quizá próximo Secretario de Estado. Giuliani expuso su experiencia exitosa como alcalde neoyorquino en Guatemala durante el Encuentro Nacional de Empresarios, Enade, en octubre de 2014. En esa oportunidad subrayaba que la ciudad de Nueva York era considerada, al ser electo para su primer periodo, la capital de la delincuencia en buena medida vinculada al negocio ilegal de las drogas y era catalogada como la peor ciudad de los Estados Unidos. Y que heredaba una ciudad que experimentaba una seria recesión económica, desinversiones, altos niveles de desempleo y la alcaldía sufría una crisis presupuestal. Nueva York resurgió y volvió a reinventarse y le dio a Giuliani credenciales y autoridad para compartir como exalcalde de Nueva York su experiencia en Guatemala. En su clara y pormenorizada presentación dijo algo frente a las más altas autoridades del gobierno de turno que resultó una premonición de lo que sucedería al año siguiente, “Si ustedes en serio quieren hacer de su país lo que debe ser tienen que hacer énfasis en la luchar contra la corrupción. Hay que combatirla desde arriba hacia abajo”.

Al liderazgo neoyorquino que dirige la transición de gobierno desde la Torre Trump en la 5ta. avenida de Nueva York, a tan solo ocho días de haber ganado las elecciones, se le observa asediado mediáticamente por los medios que promovieron abiertamente a Hillary Clinton. No se le quiere dar ni siquiera el beneficio de la duda a aquello de que “Si puedo conseguirlo allí, lo puedo conseguir en cualquier parte”. Afortunadamente, el sistema democrático estadounidense de pesos y contrapesos a diferentes niveles y descentralizado es fuerte y resiliente.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Aumenta seguridad en fronteras de Guatemala y México por el ingreso de migrantes

En la Aduana Corinto, algunos hondureños realizan trámite para ingresar a Guatemala de forma regular. 

noticia
Mitos sobre una relación duradera: relájate, disfruta y no fuerces las cosas
noticia
Incesante Caja de Pandora


Más en esta sección

Más de 9 mil migrantes hondureños han ingresado a Guatemala para avanzar a EE. UU.

otras-noticias

Precio de la vacuna contra el COVID-19 será público

otras-noticias

La verdad sobre la turba de Trump

otras-noticias

Publicidad