[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Chapines y gringos electoralmente similares

opinion

Votamos por ocurrencias no por ideas.

Ha quedado bastante claro que en el norte como en el sur, la politización del votante es extremadamente reducida, el mensaje vacuo, fácil de digerir es mejor recibido que propuestas de orden estratégico y basadas en intrincadas ideologías. Allá en el norte, durante los últimos doce meses sonaron intensamente cuestiones como: expulsaré a diez millones de ilegales, construiré un muro que pagará México, lanzaré cientos de bombas sobre ISIS y similares, bajaré impuestos a los ricos. Acá en el sur: ni corrupto ni ladrón, no soy Nito soy Neto y soy coqueto, no tengo plan de trabajo me guiare por el Katún, mi madre fiscalizará el manejo de los fondos públicos. Es decir, bagatelas, buena parte irrealizables. Pero atractivas al votante. Tenemos otros rasgos en común: no queremos a una mujer Presidenta. Le desconfiamos, le tememos y votamos por artistas de vodevil y wéstern.

Siempre escuché, que el votante del norte, era más analítico, más cuidadoso, que miraba el fondo, revisaba programas de gobierno. En fin se detenía a analizar por quién votar. Que era un voto reflexivo. Siempre dudé de aquello, a la luz de la experiencia. La tesis anterior se basaba en que estábamos ante un votante informado y educado. Aquella tesis, ahora, está reducida a cenizas. Allá, se vota igual que acá, con nuestro analfabetismo e “informados” por televisoras, cuyo análisis, parece sustentarse en la trama de telenovelas mexicanas. Así, una gran mayoría gringa demostró al mundo, porqué este país pierde trechos en la dirección de la economía mundial, porqué se “mete” a derrocar gobiernos en oriente y luego no haya qué hacer para reinstaurar orden y democracia. Se han dedicado en los últimos quince años a deshacer países árabes. Al votante norteamericano parece gustarle aquello y quiere acelerarlo, hacerlo de forma más radical, no importa si de aquello lo que resulta es otra guerra mundial. Que nadie ganará. Lo que importa es la economía interna. Que se sostenga el consumo excesivo, base del sueño americano. A nadie preocupa, si los recursos vienen de la industria armamentista y si son el resultado de la muerte de cientos de miles de niños, en Siria, Irak, Afganistán o donde fuese. Triste destino para la humanidad. El nuevo orden mundial basado en ocurrencias. El fin de las ideas.

A propósito de votos inexplicables ¿qué motivó al Partido Convergencia, a sumarse a la “nueva” mayoría en el Congreso Nacional. Donde quedó la dignidad? Entre mafias te veas. Algo se pega.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Cómo comunicarse en la era del trabajo desde casa
noticia Cesar Flores Soler / Geldi Muñoz
Langosta voladora destruye cultivos de maíz y frijol en Petén
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Firman convenio interinstitucional para las mujeres víctimas de violencia

El modelo de atención integral surge de los altos índices de violencia contra la mujer en el país.



Más en esta sección

Inter derrota a la Juventus y sueña con el título

otras-noticias

Athletic derrota al Barcelona y gana la copa

otras-noticias

Kansas gana y busca el bicampeonato

otras-noticias

Publicidad