[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Eduardo Galeano en Guatemala (III Parte)

opinion

Pero fue la democracia la víctima más ilustre de la intervención en Guatemala.

No fue solamente el escritor uruguayo Eduardo Galeano que se refirió al derrocamiento del Presidente Constitucional de la República, Jacobo Árbenz Guzmán, de la “Gloriosa Victoria” y de la lección de Guatemala para el mundo subdesarrollado. El escritor mexicano Carlos Fuentes así lo evaluó: “En 1954, John Foster Dulles proclamó la caída de Árbenz como ‘una gloriosa victoria para la democracia’. Pero fue la democracia la víctima más ilustre de la intervención en Guatemala. Las bases para un desarrollo democrático en Guatemala fueron criminalmente frustradas. Washington sentó su derecho de defender a la democracia contra la democracia, auspiciando el derrocamiento e incluso el asesinato de jefes de Estado latinoamericanos democráticamente electos (Árbenz, Goulart, Allende…)”.

Eduardo Galeano fue testigo presencial de la primera guerrilla guatemalteca, como periodista profesional que era entonces. Vino a nuestro país en 1967, se entrevistó con líderes políticos disidentes como Adolfo Mijangos López, oficialistas como el entonces vicepresidente de la República, el periodista Clemente Marroquín Rojas y a los guerrilleros de la Sierra de las Minas. Subió a la montaña a entrevistarlos. Rememora a la guerrilla de la década de los sesenta, del siglo pasado, en los términos siguientes: “De los muchachos que por entonces conocí en las montañas ¿Quién queda vivo? Eran muy jóvenes. Estudiantes de la ciudad y campesinos de comarcas donde un litro de leche costaba dos días enteros de trabajo. El Ejército les pisaba los talones y ellos contaban chistes verdes y se cagaban de la risa.

Estuve con ellos algunos días. Comíamos tortas de maíz. Las noches eran muy frías en la alta selva de Guatemala. Dormíamos en el suelo, abrazados todos con todos, bien pegados los cuerpos, para darnos calor y que no nos matara la helada del alba. Había entre los guerrilleros, unos cuantos indios. Y eran indios casi todos los soldados enemigos. El Ejército los cazaba a la salida de las fiestas y cuando despertaban de la borrachera ya tenían puesto el uniforme y el arma en la mano. Así marchaban a las montañas, a matar a quienes morían por ellos.

Una noche los muchachos me contaron cómo Castillo Armas se había sacado de encima a un lugarteniente peligroso. Para que no le robara el poder o las mujeres, Castillo Armas lo mandó en misión secreta a Managua. Llevaba un sobre lacrado para el dictador Somoza. Somoza lo recibió en el palacio. Abrió el sobre, lo leyó delante de él, le dijo: –Se hará como pide su presidente. Lo convidó con tragos. Al final de una charla agradable, lo acompañó hasta la salida. De pronto el enviado de Castillo Armas se encontró solo y con la puerta cerrada a sus espaldas. El pelotón, ya formado, lo esperaba rodilla en tierra. Todos los soldados dispararon a la vez”. Este párrafo es muy importante, pues revela las cercanas relaciones que la derecha guatemalteca mantuvo por años, con la dinastía de los Somoza en Nicaragua. Para entonces, después de la derrota de esa primera guerrilla a manos del Ejército de Guatemala, comandado en su base de Zacapa por el coronel Carlos Manuel Arana Osorio, conocido como “El Chacal de Oriente”, quien fuera designado como Agregado Militar en Managua, retornó para ser candidato presidencial, habiendo gobernado Guatemala para el período 1970-1974.

Continuará…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Raúl de la Horra
Las entrañas del poder VI

Follarismos.

noticia UNIVISION/AFP
Trump presiona a Pence para que desconozca el triunfo de Biden

El Congreso se reúne hoy para contar los votos del Colegio Electoral y ratificar la victoria de Joe Biden.

noticia Richard Aitkenhead Castillo
Es tiempo ya de promover la reactivación

El déficit de la vivienda es crónico y debiese utilizarse el ahorro obligatorio para el acceso a vivienda digna. 



Más en esta sección

20 diputados de la UNE votaron a favor de la juramentación de Moto

otras-noticias

CC da trámite a la apelación presentada por la FECI respecto a la juramentación de Moto

otras-noticias

En teatros o en streaming, 12 meses de buen cine

otras-noticias

Publicidad