[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Todo por hacer

opinion

Lomito al manchego con aire a posibilidades.

 

He esperado este día por algún tiempo. El proceso creativo tiene muchos periodos con generosa carga de emoción: el instante cuando una idea toma forma clara, el momento cuando esa misma idea se reconoce como viable y el inicio de la ejecución entre otros, pero el día en que un nuevo producto es proyectado al público es, quizás, el más inquietante de todos.

Hoy es un día de esos apasionantes en los que un nuevo producto, que ha llevado muchos meses de planificación, producción y pruebas, sale al mercado. Es la parte misma de crear, de generar y de originar la que llena de un aura prodigiosa mi trabajo. Es la capacidad de ver clientes adoptando una solución que antes no existía y de observar cambios en el mercado, provocados por algo que generamos con mi equipo, lo que más satisfacción me trae.

Hace algunos días un amigo, que acaba de inaugurar un restaurante, me invitó a almorzar para conocer el nuevo lugar. Él vivió algún tiempo en España y nunca ha soltado la idea de trasladarse a vivir a otro país. En esta ocasión, mientras hablábamos una vez más acerca de esa posibilidad, le pregunté qué lo mantenía todavía en Guatemala, qué lo hacía seguir levantando nuevos proyectos y profundizar sus raíces en este terruñito. Su respuesta me causó una paradójica mezcla de asombro y emoción. “En Guatemala todo está por hacerse”. Casi desperdicio un trozo del fabuloso lomito que me habían servido y mientras retomaba la compostura pensé que, sin lugar a duda, esa es una forma muy particular y afortunada de conceptualizar este país lleno de carencias. Sin dejar de perseguir la eliminación de las insuficiencias centrales de este país; su débil Estado de derecho, su incipiente institucionalidad y su frágil sistema de seguridad, debemos mantenernos solícitos a todas las oportunidades de reconstrucción que tenemos.

Así como en la segunda parte del siglo pasado la reconstrucción de Italia se fraguó en la creatividad y audacia del pequeño y mediano empresario, así acá la recuperación de nuestro país, bien puede depender de la imaginación y del valor de esta clase de guatemaltecos especiales. Si realmente ha estado considerando emprender algo nuevo note, por favor, que hoy es tan buen momento como cualquier otro.

Como decía antes, me considero muy afortunado de encontrarme al centro del proceso creativo y hoy, mientras siga con gran entusiasmo el ritmo de adopción de este nuevo producto, tendré en la mente a todas las personas que con gran esfuerzo y compromiso lograron hacer de esto una feliz realidad. A todos ustedes mi admiración y aprecio. Son, a todas luces, un incansable motor que impulsa este país a un lugar mejor.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Solicitan expulsar de partido a diputado que apoyó moción para aprobar el Presupuesto 2021
noticia José Manuel Patzán
PDH verifica señalamientos en contra de transporte en Mixco
noticia
Por qué la mayoría de los niños quiere más a su mamá que a su padre


Más en esta sección

Lanzan la nueva SUV Kia Sonet

otras-noticias

Terapeuta guatemalteco muere por COVID-19 en EE.UU.

otras-noticias

Tratamiento de farmacéutica Lilly reduce contagios y muertes por COVID-19

otras-noticias

Publicidad