[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Lo que está en juego en el Congreso

opinion

Configuración o frustración de un nuevo orden.

 

Presidir la Junta Directiva del Congreso fue siempre el reconocimiento de las fuerzas políticas al partido mayoritario –aunque fuese la primera minoría– que por lo general coincidió con la filiación del jefe del Poder Ejecutivo y de su gabinete. Es más, el principal partido de oposición siempre cedió los cargos en la Directiva para disipar la menor duda de colaboración con el oficialismo. No había mejor carta de presentación frente al electorado en la siguiente campaña que una oposición radical.

Esa lógica se alteró a partir de la actual legislatura, como resultado de los eventos abril/agosto de 2015, los cuales, a su vez, alteraron el ritual del relevo político, según el cual al primer finalista de la campaña electoral anterior “le tocaba” ganar la Presidencia de la República. Al Congreso se trasladó la dinámica de depuración/reforma. No fue como en 1994, una depuración absoluta del Congreso, en la cual justos pagaron por pecadores. Es una depuración con base a procesos judiciales.

Mientras el MP y la CICIG han ido depurando a las elites (no solo diputados), Mario Taracena ha ido reformando las viejas normas desde el Congreso. Taracena es un dirigente de la UNE, el partido que ganó la primera minoría del Congreso y que, en la vieja lógica, le corresponde el rol de oposición al Gobierno Central; sin embargo, varios de sus representantes (no solo Taracena) presidiendo comisiones de trabajo, han sustituido al oficialismo, representado en el FCN, al cual, en teoría, le hubiese correspondido liderar la agenda de reforma del Estado, para ser consecuente con el mandato que emanó de las urnas el año pasado.

Al invertirse los roles (una oposición reformista y un oficialismo restaurador del orden pre abril 2015), salta a la vista lo que está en juego en la fluida correlación de fuerzas que se ha desencadenado en el Congreso desde el pasado 18 de octubre, y que impactará en la reconfiguración de su Junta Directiva y en la nueva integración de las comisiones de trabajo, por tanto, en su agenda del 2017. Según como resulte esa tensión política en el Congreso, inevitablemente habrá resonancias en los otros poderes del Estado, en particular en el Organismo Judicial y en la Corte de Constitucionalidad, pero también en el Gobierno Central.

La fallida iniciativa del diputado del PAN, Fernando Linares Beltranena, de declarar non grato al embajador estadounidense Todd Robinson, es apenas el iceberg de la agenda restauradora, que viene acompañada de un enfoque aislacionista, al estilo de las fuerzas xenófobas en Europa y los EE. UU. Hemos entrado al punto crítico de las definiciones políticas. Aunque las elecciones generales no están distantes, lo que se juega en esta coyuntura no es un relevo ordinario del poder en el Estado. Es la configuración o frustración de la plataforma para una reforma integral del Estado. Una regresión no sería exactamente al viejo orden, pero sí la frustración de uno nuevo y el descenso a un periodo indefinible de inestabilidad política.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Juicio político a Trump ensombrece agenda de primeros 100 días de Biden

En su primera declaración tras la acusación en el juicio político, Biden divulgó una petición cuidadosamente redactada el miércoles por la noche pidiendo al Senado que lo ayude a avanzar con la agenda de la nueva administración.

noticia Europa Press
ADN revela secretos de los lobos que se hicieron famosos en “Juego de Tronos”
noticia Méndez Vides
Juventud sin escuelas

‘“Desocupados en la calle o como vampiros en el encierro”’.



Más en esta sección

Una juramentación de urgencia y de noche

otras-noticias

Hermano de diputada e implicado en caso Los Huistas es hospitalizado

otras-noticias

Denuncias de vecinos de Joyabaj llevan cinco años sin respuestas

otras-noticias

Publicidad