[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Finqueros estafan a trabajadores

opinion

Actitud abyecta infestada de avaricia.

 

A través de comunicado de prensa del Consejo Nacional de Juventudes Indígenas, hemos conocido que luego de treinta años ininterrumpidos de jornales de sol a sol y de abonar, por descuento, mes a mes la cuota laboral correspondiente al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social –IGSS– un aproximado de doscientos cincuenta trabajadores de la finca San Gregorio Piedra Parada, en Coatepeque, Quetzaltenango, administrada “por la familia Campollo”, de conocido linaje terrateniente en el país. Han descubierto que los patronos se habrían apropiado durante 30 años de la cuota laboral, destinada a la Seguridad Social, es decir, retuvieron indebidamente, la cuota laboral, para nunca entregarla al IGSS. Resultando de ello la desprotección a sus trabajadores.

Cinco años han “vuelteado” aquellos campesinos en busca de justicia, luego de que el IGSS les notificara no tener derecho a jubilación pues “nunca habían tributado al Régimen de Seguridad Social”; la empresa pretende desentenderse del asunto. Los trabajadores decidieron congregarse a las puertas de la finca, –del 20 al 24.6.16– para entrevistarse con la patronal y tener respuesta a sus demandas; lejos de aquello, Policía Nacional Civil, judicatura y Ministerio Público, a solicitud empresarial, iniciaron persecución penal, en contra de representantes laborales y asesores, habiéndoseles decretado orden de captura por usurpación agravada, cateado la vivienda de Dalia Mérida, delegada del CUC en la zona, y quien fue detenida y trasladada –de inmediato, para alejarla de familia y amigos– a la cárcel de Quetzaltenango –24.9.16– ¿De qué lado está la justicia en este país? ¿Qué gen transforma al ser humano en bestia maloliente, que harta denarios, defeca injusticias y multiplica oprobios? Obviamente no tengo todas las respuestas. Me queda clara una cuestión: este país tiene una patronal que desprecia vida y humanidad. Una patronal a la cual el llanto de la viuda le produce placeres abyectos. Robar dineros de los trabajadores, regodea su ambición enfermiza. Corporaciones registradas en el averno.

Ya han fallecido treinta y siete de aquellos trabajadores sedientos de justicia, todos cristianos, burdamente acusados de promover el “comunismo ateo”. Solo los detentadores de la tierra, dueños de cepo, látigo y horca, se suponen hijos de Dios, un Dios blanco, que voltea la mirada, cuando al más humilde de sus hijos, le escamotean su precario futuro. Finqueros como estos, atados al siglo XVI, son el mejor ejemplo de la responsabilidad social empresarial. Un mito inexistente. Podrá el gremio agrario separar paja de trigo ¿O en aquel averno solo existe paja? Los aparatos de Estado deben actuar. Una clara injusticia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Una mezcla de reseñas de la critica en la primera impresión de F9

A un mes antes de que debute en los cines, Rotten Tomatoes revela oficialmente su puntaje porcentual para la última secuela en la saga de Fast & Furious.

noticia Gonzalo Marroquín Godoy
Kamala Harris, la corrupción y Guatemala

¿Puede haber progreso con corrupción? ¿Puede eliminarse la pobreza con corrupción? ¿Puede mejorar un país sumido en corrupción? ¿Termina la corrupción por arte de magia?

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Continúan labores para sofocar incendio en el volcán Atitlán

Es el cuarto día que se combate el incendio en el coloso.



Más en esta sección

Diputados cobrarán Q1.5 millones por dos días en los que no sesionaron

otras-noticias

Iniciarán discusión de primer borrador de reformas a la LEPP

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Publicidad