[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Lo pendiente

opinion

Y, sobre todo, evitar la uniformidad.

Pensar el futuro es inaplazable. Hora de dejar parches y retoques para transitar hacia la planificación. Y resulta que cuando no hay políticas de prevención en la lógica de Estado (seguridad, educación, salud, etcétera), implementar prosperidad se ve cuesta arriba. Los pilares de nuestra sociedad son erosionados día a día cuando no se anticipa. Cuando todo se resume en resolver “accidentes”. Estamos viviendo las consecuencias de reaccionar únicamente ante la inmediatez. “No da tiempo para innovar”, dicen los funcionarios que dedican sus horas a apagar fuegos, a oxigenar la crisis.

Pero muchas deudas tiene el Estado guatemalteco, tantos pendientes impostergables como actualizar la función social; comprometerse con el desarrollo sustentable; invertir en aporte y calidad de vida para todos. Garantizar modelos integrales de crecimiento económico con desarrollo sistemático y equitativo.
O convivir con inclusión, con calidad multidimensional y, sobre todo, evitar la uniformidad. Con normas éticas, capacidad crítica y articulación con los problemas de la sociedad moderna y del trabajo, comprendiendo el respeto por las culturas (asunto no negociable). Reforzar los servicios públicos en planes encaminados hacia la erradicación de la pobreza, el racismo y la intolerancia. Formar ciudadanos responsables, identificados (con identidad), capaces de comprometerse con la realidad: “yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo” Ortega y Gasset.

¿Cómo construir un proceso de reingeniería en un contexto caracterizado por desigualdades y deficiencias? ¿Cuánto puede costar? ¿Cómo crecer si no poseemos la habilidad de planificar?

Tenemos derecho a construir el futuro. A generar riqueza, a fortificar intercambios culturales; a luchar contra el hambre; a promover una cultura de paz; a atender con urgencia el cambio climático; a la cohesión social; a un plan estratégico de las tecnologías. A reivindicar el carácter humanista de nuestra sociedad orientado a la formación integral de personas; a ser ciudadanos capaces de abordar con responsabilidad social y ambiental los múltiples retos de nuestro siglo. Eso y más.

Pero sin planificación, todo se convierte en polvo. ¿Y sin prevención? La prevención habla de preparar con antelación lo necesario para un fin, de anticiparse a una dificultad, de prever un daño, de minimizar un riesgo, de lograr que un prejuicio eventual no se concrete. “Más vale prevenir que lamentar”. Lastimosamente, aquí vivimos a puro lamento.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Sputnik
Partido Libre ilustra situación económica de Honduras

El PIB experimentó una caída histórica de alrededor del 10 por ciento, como consecuencia de “la mala conducción del país, orientada a negocios privados”.

noticia Ferdy Montepeque
CIV adjudica Q315 millones para infraestructura, pero la reconstrucción no empieza

Ese dinero es lo que el gobierno ha destinado para reparar puentes y limpiar carreteras dañadas por las tormentas Eta y Iota, mientras aún no hay un plan definido para reconstruir más de 80 mil viviendas afectadas.

noticia AFP
Barcelona buscará el pase a la final de la Supercopa

Un Barcelona reactivado se mide el miércoles a la Real Sociedad en la semifinal de la Supercopa de España (20h00 GMT), que vuelve a la penísula Ibérica tras su experiencia saudí del pasado año.

 



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

360° A vuelo de pájaro

otras-noticias

No a la represión a nuestros hermanos

otras-noticias

Publicidad