[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Es compatible el desarrollo económico con el medioambiente?

opinion

Un buen referente en este sentido es Costa Rica. El país hermano escogió como motor de desarrollo la ecología y el turismo.

En la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medioambiente y el Desarrollo celebrada en 1992 se aprobó la Declaración de Río, cuyo primer principio proponía “la protección del medioambiente como parte integral del proceso de desarrollo económico”. Diez años después, en 2012 de nuevo en Río, se celebra la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, que enfatiza la necesidad urgente de que el desarrollo económico sea sostenible respetando el medioambiente. Y, en el 2015 el papa Francisco publica la encíclica denominada Laudato si donde hace un llamado mundial sobre las inminentes consecuencias catastróficas para la humanidad de no frenar la contaminación, el consumismo y la destrucción de los hábitats de las especies de fauna y flora.

Si hablamos de la región centroamericana, nos encontramos con economías exportadoras de alimentos y materias primas, que presionan la frontera alimenticia y comprometen el ambiente. Por otro lado, el fenómeno de la pobreza y la sobrepoblación acaba con los bosques, contamina el agua y agota la tierra. En contraste, países industrializados consumen más recursos de los que la naturaleza produce. Por ejemplo, una persona en un país muy rico utiliza la misma cantidad de energía que 80 personas en un país muy pobre. El consumo excesivo conduce a la producción de residuos, que contaminan el medioambiente y acaban con los recursos.

A finales del siglo pasado los países de la región decretaron un sinnúmero de leyes de “conservación del medioambiente” con escasos resultados. No es sino a partir del año dos mil que cambia el paradigma hacia la “sostenibilidad” de los recursos, lo cual supone que nuestras necesidades actuales deben satisfacerse sin mermar las posibilidades de que las generaciones futuras satisfagan las suyas. Dicho de otro modo, debemos utilizar nuestros recursos de manera racional.

Centroamérica es un territorio bendecido por Dios con mares que bañan sus costas, caídas naturales de agua, ríos caudalosos, lagos, microclimas, cadenas volcánicas, grandes mantos de hidrocarburos y vetas de minerales. Exuberante riqueza natural que convive con gente extremadamente pobre. Montañas y valles que esconden insumos estratégicos para la humanidad. Surge entonces, la gran pregunta: ¿cómo vamos a conjugar y explotar los inmensos recursos naturales en beneficio de nuestros habitantes, salvaguardando la ecología?

Tal vez lo que nos ha faltado es contar con un modelo y marco socioeconómico que balancee el crecimiento con el medioambiente. Las estrategias de desarrollo en muchos campos se contradicen, por ejemplo la minería a cielo abierto no encaja con el cuidado de los bosques. Un buen referente en este sentido es Costa Rica. El país hermano escogió como motor de desarrollo la ecología y el turismo. Para ellos es fácil discriminar opciones entre minería o protección de bosques, la pesca deportiva o el procesamiento de la carne de pescado, los cultivos extensivos o la preservación de áreas protegidas. Traigo a colación ese modelo para ilustrar cómo un país puede y debe seleccionar sus sectores estratégicos, y con base en ellos definir sus planes nacionales y políticas de Estado.

Puede haber también estrategias de explotaciones mineras no invasivas, a cargo de compañías internacionales responsables, que a través de moderna tecnología mitiguen los efectos externos negativos, a modo de no dañar la naturaleza. En contrataciones donde se fijen regalías que beneficien al país y a las comunidades circundantes. El crecimiento económico y el resguardo de la ecología son posibles, lo que hace falta es sentar a la mesa a empresarios, sociedad civil, científicos y técnicos para en conjunto escoger los medios que nos conduzcan al desarrollo compartido y esperanzador, que todos anhelamos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Honduras registra su puntuación más baja en ocho años en índice de corrupción

En la última década, Honduras ha sufrido pérdidas millonarias y reveses importantes en la lucha contra la corrupción e impunidad, y para hacer frente a la recuperación es “esencial” que la lucha contra la corruptela “no se quede atrás”, agrega.

noticia Gonzalo Marroquín Godoy/Enfoque
“… Por sus frutos los conoceréis”

Daniel Ortega llegó al poder en Nicaragua para terminar con la dictadura de la familia Somoza, pero impone otra igual o más nefasta para los nicaragüenses.

noticia Amílcar Álvarez
La política es redonda

El enfoque del proyecto de mister Biden es sepultar la política neoliberal.



Más en esta sección

Sandoval: “Me inspiran, estremecen, alientan y comprometen”

otras-noticias

El cachorro nació sin signos vitales, pero este hombre hizo todo lo posible por resucitarlo

otras-noticias

Estudiantes de Postgrado solicitan a la Facultad de Economía la destitución de Porras

otras-noticias

Publicidad