[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Monteforte

opinion

Viajero del universo

 

Solía decir: unos nacieron para vender camisas, otros para asar carne. Yo, para viajar. Monteforte escribía para viajar y no a la inversa. Al menos eso afirmaba. Para visitar China, India, Yugoslavia, Egipto, Indonesia, Vietnam y otros países inventó el genial proyecto de entrevistar a los líderes del Movimiento de los Países No Alineados, entre ellos a Mao, Nerhu, Josip Broz Tito y Nasser.

Las entrevistas a los jefes de Estado –que financió una revista o un diario mexicano, no me acuerdo– fueron memorables y reproducidas en decenas de publicaciones de Latinoamérica, pero no era lo que más le interesaba a Monteforte. Eran, otra vez, un pretexto para recorrer montañas, atravesar ríos, deambular en las ciudades y visitar otras culturas derrotando las artificiales fronteras. Asistió a una obra de teatro en la entonces llamada Pekín –malísima–, pero salió reconfortado de los comedores a donde el público pasaba a comer tras la función: en voz baja, todos opinaban que el acartonado teatro dictado por los censores de la dictadura comunista, era menos que basura.

México, y en particular la UNAM, consintieron a Monteforte, que cada vez que quería regresar a Guatemala, durante los gobiernos autoritarios, era encarcelado y expulsado, vía el Suchiate o por la frontera de Honduras. Una mañana salió feliz de la Ciudad Universitaria, al sur de la Ciudad de México, donde había presentado un proyecto de investigación sobre arte etrusco, o algo así, en el tacón de Italia. Pero a medida que se alejaba de la Facultad de Arquitectura lo asaltaba la duda: ¿qué tal si no hay vestigios de esa civilización en la región que quiero conocer, al sur del mar Adriático, desde donde no alcanza a divisarse la inasible Albania? Sobra decirlo: le dieron la beca y realizó un trabajo maravilloso sobre no sé qué expresiones artísticas.

Para viajar los medios de transporte le parecían indiferentes. Indistintamente lo hizo por barco, avión, tren, automóvil, bus, caballo y camello. El tiempo tampoco era una camisa de fuerza. Un día despertó con la idea de ir a Ecuador y le escribió a su amigo, el célebre muralista, Oswaldo Guayasamín. “Quiero pasar un tiempo en tu casa”. Los días se volvieron semanas y meses. Monteforte residía plenamente en Quito. “Lo conocí”, me dijo un viejo diplomático ecuatoriano. “Cuando yo salía a trabajar en las mañanas rumbo a la Cancillería, él regresaba a casa de su amigo Guayasamín”.

Inevitablemente cuando visitó San Juan la Laguna, su memoria ronda. Sus cenizas no se quedan quietas, siguen viajando; no hay Oceanía ni Sudeste Asiático que se le resistan esta vez. Es un viajero del Universo, ciudadano del mundo que ya no necesita coleccionar decenas de pasaportes con sellos migratorios. Un día me dijo: “Es aborrecible ese provincianismo que lo quiere presentar a uno en las revistas o en los actos académicos con una nacionalidad y un título. ¿Qué significado cabe en decir ´el licenciado o el doctor Mario Monteforte Toledo, guatemalteco´? Es ridículo”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Nueva York | EFE
Wall Street cierra en verde y el S&P 500 marca su segundo récord consecutivo

Los expertos creen que, en buena parte, ese aumento de precios será transitorio ya que influyen los efectos de la crisis del coronavirus del año pasado, como ha insistido la Reserva Federal.

noticia Redacción Cultura
Inicia el Simposio de Investigaciones Arqueológicas y así se puede ver en línea

El encuentro anual inicia hoy y concluye el viernes 30 de julio. Será virtual.

noticia AFP
¿Cómo convertirse en un turista espacial?


Más en esta sección

Los vínculos de la nueva Fiscal contra Delitos Electorales

otras-noticias

Política sin aplausos

otras-noticias

La mitad de los europeos está totalmente vacunada

otras-noticias

Publicidad