[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La Guatemala que soñamos

opinion

La cultura es fundamento del sentido de pertenencia de un pueblo.

Ayer por la noche asistí a un evento singular: un impecable concierto con la música de Joaquín Orellana. Para empezar, Orellana es sin duda uno de los genios artísticos monumentales que ha producido Guatemala. No es solamente un músico. Es un filósofo de la música, escribe y, sobre todo, piensa de manera lúcida y profunda.

La música de Orellana tuvo la virtud de revelar eso que todos percibimos y no sabemos cómo nombrar: que el alma oculta de Guatemala es ingeniosa, llena de gracia, profunda, desgarradora y magnífica. Porque allí se desgrana la historia trágica de un país volcánico y vital. Un país con templanza y resiliencia. Y, en medio de todo eso, la marimba. No una marimba folklórica y gastada. La marimba con mayúsculas, ahora sí, alma de un pueblo que no está congelado y rígido, sino móvil y multifacético.

El lugar estaba abarrotado de gente joven. Joaquín Orellana tiene ochenta y cinco años. Y esta poderosa unión de la gente joven con un hombre al que sí pueden ver como un mentor, como un ejemplo, resultó un detalle más de cómo hay una consciencia clara en la juventud de este país que desea nuevos liderazgos.

Con producciones como la de anoche, el arte toma su merecido lugar. Esa gente que, como yo, llegó al teatro y que escuchó la música de Joaquín, se levantó de su asiento y aplaudió tanto, tanto, que todos pensamos que aquel aplauso no debía parar nunca. Era una lluvia reparadora, porque el concierto había sido un acto de redención: la otra Guatemala, la que queremos, estaba allí presente con nosotros. Esa otra Guatemala existe, aunque siempre haya sido tan elusiva.

El Ministerio de Cultura cumplió. ¡Claro que sí! Este concierto fue una clara muestra de lo que debe hacer una institución cultural: abrir un espacio de primera calidad, cuidado con esmero y dedicación, para entregar a la gente esa cuestión sutil que es la manifestación cultural. Cuestión sutil, pero fundamental: fundamenta un sentido de pertenencia fértil y auténtico. Todos los bienes deseables pueden surgir de allí.

La producción de este evento fue realizada en coproducción con el Teatro Nacional y un grupo de jóvenes productores. Impecable. Elegante. Un espectáculo que hubiera sido recibido con honores en cualquier teatro sofisticado del primer mundo. Y esto nos hace pensar que ahora sí tenemos un verdadero Teatro Nacional.

Desperté de ese sueño precioso con la noticia de la aprehensión de Anabella de León, exregistradora general de la propiedad. La otra Guatemala. Y no dejo de pensar en este tremendo parteaguas en el que estamos oscilando. La Guatemala de los destructores, depredadores, abusadores, represores, de mente pequeña y mezquina, frente a la otra Guatemala. La patria posible.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
LeBron encabeza lista para los Juegos Olímpicos

Los bicampeones olímpicos LeBron James, Kevin Durant y Chris Paul se encuentran entre las 57 figuras de la NBA que integran la preselección del equipo de basquetbol masculino de Estados Unidos para los Juegos de Tokio.

 

noticia EFE
El canciller de Japón busca “consolidar lazos económicos” en Centroamérica y Caribe
noticia IN ON CAPITAL
¿Qué implica la ola azul en Estados Unidos?

Un mayor estímulo fiscal supondrá un impacto en el crecimiento.



Más en esta sección

MP ha atendido este año a 154 víctimas de trata de personas

otras-noticias

Olga quería pintar su casa, no suicidarse

otras-noticias

Congreso sigue postergando juramentación de Porras

otras-noticias

Publicidad