[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Un Presidente en apuros

opinion

Hoy la degradación de la política permite que personas sin méritos accedan a cargos públicos importantes.

 

Hace décadas que un mandatario no proyecta su personalidad y capacidad en los cuatro puntos cardinales, el último fue el doctor Juan José Arévalo que consagró su vida al servicio del país en el ejercicio del cargo y a lo largo de su fructífera existencia. Lo hizo con el arte de un pescador volviendo fácil lo difícil, manteniendo el equilibrio social por su reconocida aptitud para gobernar, cultivando entre otras la virtud política más importante que existe: la prudencia. Como intelectual de primera categoría su gabinete fue de lujo, integrado por gente conspicua de la época. Su obra persiste y es un referente para las nuevas generaciones que no encuentran en el pasado mayor riqueza, hoy la degradación de la política permite que personas sin méritos accedan a cargos públicos importantes y los resultados están a la vista: no avanzamos, retrocedemos. La crisis de valores no es solo en Guatemala, los gringos son víctimas y soportan los arrebatos de míster Trump, crazy horse que encarna a la perfección lo que no debe ser un político, al convertir el proceso electoral en un circo y considerar a negros y latinos objetos de consumo desechables. El populismo se lo robó al tercer mundo, donde el poder de la ignorancia lo permite y fomenta con agrado sin arrugarse.

Aquí el tiempo pasa sin pasar, las tormentas van y vienen creando un círculo vicioso acumulándose los problemas sin resolverlos, y si no se toman la molestia de analizarlos dándoles la importancia que merecen, una explosión social dejará de ser una fantasía. La tasa tributaria del 11 por ciento del PIB en el 2015 es la más baja del mundo y somos líderes en niveles de pobreza, derivado en parte a la falta de recursos que no le permite a los gobiernos atender sus obligaciones sociales, la corrupción es generalizada y la evasión fiscal el deporte nacional desde la independencia, en esas condiciones no hay mago que valga. De modo y manera que es natural que el proyecto fiscal de Jimmy sea criticado por Tirios y Troyanos sin que surja una propuesta concreta digna de ser analizada y resolver la crisis provocada por los de la foto. Mientras se divierten con ocurrencias de todo tipo, es conveniente que el Gobierno contrate especialistas para analizar las reformas tributarias vigentes en Chile y Uruguay consideradas las mejores de América Latina y si no les gustan, evaluar el sistema impositivo de EE. UU. y adoptarlo y adaptarlo a la brevedad posible. La razón es simple: en ese país inversionistas nacionales tienen empresas y pagan puntualmente los impuestos sin objeciones. Si lo hacen donde el tío Samuel, no existe excusa ni pretexto de no pagar las mismas tasas en Guatemala, al implementar el mismo modelo y leyes que sancionen la evasión fiscal con penas severas de prisión, duplicadas a los funcionarios corruptos, además hay que combatir de manera implacable el contrabando y la corrupción, regulando y optimizando el gasto público.

Otra opción es solicitar asistencia a la CEPAL para diseñar la reforma tributaria con el aporte de técnicos guatemaltecos, poniendo oídos sordos a los que dicen que no es el momento oportuno de hacerla sin decir cuándo será. Siempre se van a oponer con argumentos de hace 80 años. La magnitud de la crisis comparada con la de otros países todavía permite resolverla si existe la voluntad política de hacerlo, fortaleciendo el Estado y la democracia. Gobernar un país como el nuestro es difícil por el desorden organizado que existe, creado por los intereses que se disputan el poder sin tregua, obligando a los gobernantes a lidiar con los excesos de la riqueza y de la pobreza, surgiendo por razones distintas la incomprensión a su trabajo de la misma fuente. Es hora de hacer cambios esenciales profundos y modernizar el sistema, un Estado sin recursos es un Estado muerto.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luis Aceituno
La sociedad del espectáculo

Lado B

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Guatemala supera los 138 mil 400 casos de COVID-19

Salud detalló que seis personas más fallecieron en las últimas 24 horas.

noticia Jaime Estrada García / DPI 1912 05419 2201
No soy el gobernador


Más en esta sección

Fórmulas propietarias

otras-noticias

Panamá recibirá reducido primer lote de vacunas de Pfizer

otras-noticias

Proyecto Movilidad Verde reduce la emisión de gases contaminantes

otras-noticias

Publicidad