[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Descolonizar

opinion

“Asunto de territorio”.

 

El tema parece trillado, como trillada es la tragedia: “La desnutrición aguda aumenta en Guatemala”. En una reciente nota de Prensa Libre, se evidencia nuevamente la incapacidad que, gobierno tras gobierno, se ha tenido de garantizar derechos mínimos, sobre todo los de la población infantil. ¡Mueren recurrentemente por los efectos del hambre! La crisis en el sector salud ha representado más dolor del imaginado. El rezago en educación, ha significado más retraso del imaginado. El hambre es un flagelo difícil de encarar y, aunque es responsabilidad del Estado combatirla, las acciones de los últimos gobiernos no han surtido efectos positivos. Es más, los índices lamentables prevalecen fijos o se incrementan bajo el sol, bajo la lluvia, bajo la luna menguante. El clientelismo ha convertido el tema en un caudal de campañas políticas, perversas, que con dádivas mantienen a la población cautiva de un paternalismo exacerbado. Cada gobernante presume con su bolsa, tortilla, champurrada o transferencia. Pero sigue siendo paliativo momentáneo, solución inmediata que se niega a ver el asunto de fondo. El asunto de “territorio”.

Si para combatir el hambre, los gobiernos utilizaran la creatividad que han utilizado para robar los recursos del país, estaríamos en la gloria. Pero nuevamente, entre una tímida niebla creciente se iza la bandera de la caridad que no distingue prioridades (¡¿trompos?!). Que en la nebulosa de una crisis sistemática, no determina claramente el mapa de la cruda realidad que viven tantos. No se logra, no se alcanza penetrar para combatir las causas de tanto dolor. Quizá porque es la única manera que se tiene de entender la pobreza. De acercarse a ella y de tocarla con la huella índice de la mano, nada más. Hoy, la atención pública está encaminada a combatir la corrupción (indispensable, claro). Pero esto debe amarrarse a la esperanza de encarar los problemas históricos, como la esclavitud infantil, por ejemplo, de una manera estructural. Niños explotados para la limosna, niños utilizados para el mercado sexual, niñas sirviendo en casas privadas sin ninguna garantía, niños del carbón, niños de la pólvora, niños de la leña. Niños migrantes, niños de la finca trasnochada. Niños del hambre.

Que se transparente el Estado, ¡sí!, pero que se cuente con planes certeros, capaces de transformar nuestros recursos en un país viable, humano. Y para eso, se necesita articulación, “desconstrucción”, ideología, proyecto, plan, capacidad. Tocar estructura.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Armstrong aceptó que se dopó desde los 21 años

El exciclista Lance Armstrong reconoció en un documental de la cadena estadounidense ESPN que había comenzado a doparse «probablemente con 21 años», al inicio de su carrera profesional.

 

 

 

 

noticia
Sábado 7 de Abril de 2018
noticia AFP
Un juez bloqueó decreto de Trump que restringe el derecho de asilo


Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

Red Medrano conserva propiedad de 24 bienes

otras-noticias

La CC suspende trámite de amparos contra elección de Molina Barreto

otras-noticias

Publicidad