[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El niño y el mar

opinion

Los niños son más listos de lo que parece y nos hacen creer que creen en lo que no creen.

 

Sin fijarnos perdemos la oportunidad maravillosa de compartir con los niños(as) su manera de ver la vida a su corta edad y recibir lecciones inolvidables con sus ocurrencias. Un amigo me contó que a su nieto Andrés de nueve años le contaba el cuento de los misterios del mar mientras las olas les bañaban los pies una y otra vez sin pedir permiso, y de repente le dijo: Mis pies se llenan de arena y los tuyos no: ¿Cómo haces? Hablo con el mar le contestó el abuelo. Con la mirada el niño dudó y lo retó a que las olas llegaran a una distancia determinada, aceptado el reto, la espuma empezó a llegar puntual al lugar elegido. Andrés no creía lo que miraba, obligando al mago improvisado a decirle: el mar se enoja si dudas que habla con los amigos. Y sin titubear contestó: El mar no se enoja con nadie. Al rato las olas lo hicieron besar la arena tres veces y el abuelo riéndose le gritó: ¡Ya viste! Tú me engañas porque te ríes de mí, dijo. Al día siguiente la magia se trasladó a la piscina moviendo una pelota y encontrando objetos perdidos por una orden invisible. Sin dar con sus primas y hermanas con una explicación razonable, se dio por vencido y le contó el secreto a la mamá: el abuelito habla con el mar supuestamente, le dijo. Ese supuesto jodió la cosa. En la noche en el juego de mímica si no adivinaban sus gestos, con aires de profesor de Oxford espetaba: ustedes no dan y es la mínima lógica extrema. En pocas palabras, sin entender qué decía les decía algo parecido a tontas de capirote, incluidas la tía y la abuela. En el viaje de regreso la discusión de dos horas fue intensa –nunca paró– por la magia del abuelo en el mar y la piscina. Los niños son más listos de lo que parece y nos hacen creer que creen en lo que no creen. Al final el baboseado es uno.

Apartarlos de los teléfonos inteligentes es una proeza digna de mejor causa y disfrutar de su compañía difícil. Además de sacarnos del apuro en la computadora, los necesitamos para no perder esa relación tierna, ese calor humano que permite conocer sus sentimientos, sembrando una semilla de confianza en una mente virgen, inocente, que se enriquece al oír las fantasías con embeleso como si fuera el rumor de un arrollo cristalino que suavemente se desliza y se convierte en un himno de alegría sin límite ni medida, iluminando su rostro una sonrisa y dándonos un beso que anhelan recibir las abuelas. Son los únicos que nos admiran sin pedir nada a cambio y no lo merecemos al perder el tiempo en tonterías importantes sin jugar ni hablar con ellos, olvidando que son un regalo especial de la vida y seres indefensos sujetos a la agresión de la tecnología y el acoso de los perversos. Nos damos cuenta cuando las raíces de la existencia empiezan a enredarse en la nostalgia y en la soledad inventando historias que nadie cree, ni siquiera el tiempo que escondido entre las arrugas huye de las miradas indiscretas, sin lograr disminuir la angustia ni saber el motivo que nos lleva a eliminar del entorno el aroma de un amor puro que solo existe en la niñez.

El descuido de ese tesoro no tiene justificación, menos en los maestros que gritando consignas absurdas abusan de la democracia abandonando las aulas, fingiendo ser pueblo sin cumplir con su sagrado deber. Con rencor y burla dañan a los que nada deben limitando además la libre locomoción sin dejar que los enfermos lleguen a los hospitales o que el panadero venda el pan de cada día, nadie les importa. Sin darle prioridad al diálogo exigen una sensibilidad que no tienen, pretendiendo enseñar un poder que esconde sus complejos, su debilidad. Los niños le dan valor a la vida, merecen respeto y un esfuerzo de la sociedad para superar las diferencias buscando el camino que lleve a encontrar coincidencias, heredando un país próspero y en paz, un futuro diferente. Solidarité avec Nice.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción Suplementos
Impartirán curso de arreglos florales

El curso se llevará a cabo de 9:00 a 12:30 horas en el patio central del antiguo Colegio de Infantes, con una donación de Q.20 el próximo viernes 24 de julio.

noticia Tulio Juárez
ANOCHE: Diputados pesquisidores recomiendan levantar inmunidad a Jimmy Morales

Comisionados entregan informe a Dirección Legislativa poco antes de la medianoche, pero el pleno tendrá esta semana la última palabra.

noticia Hugo Maul R.
La Autopista del Sur

Antes que la realidad supere la ficción es importante apostar por el desarrollo de otras ciudades.



Más en esta sección

Organizaciones realizan plantón frente a sede del Programa Nacional de Resarcimiento

otras-noticias

Bloqueos de carreteras se convirtieron en un problema constante en El Estor, Izabal

otras-noticias

Quetzaltenango: al menos siete locales destruidos por un incendio en bodega de juegos pirotécnicos

otras-noticias

Publicidad