[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El “brexit” y la economía guatemalteca

opinion

Lo más importante para nosotros es que abre a los productos guatemaltecos nuevas oportunidades de acceso a los mercados de 28 países de alto ingreso.

La separación inglesa de la Comunidad Europea parece un asunto tan remoto y ajeno que en un primer examen no pareciera que representa ninguna clase de implicaciones para los guatemaltecos. Sin embargo, las reducidas dimensiones de la economía guatemalteca hacen que presente una enorme apertura al exterior y de consiguiente, una gran dependencia y vulnerabilidad respecto a una diversidad de acontecimientos externos. El grado de dependencia lo ilustra el hecho de que la importación de bienes y servicios representa el 35 por ciento del consumo privado guatemalteco, o sea que para residir en Guatemala en las condiciones actuales necesitamos, primero que del exterior nos vendan más de una tercera parte de los artículos y servicios necesarios para el funcionamiento de nuestra economía y para nuestra propia existencia y segundo, necesitamos tener la capacidad para pagar en dólares por la compra de esos bienes y servicios. Esto no siempre es tan fácil y expedito pues depende de los factores internos que determinan la cantidad, diversidad y calidad de los bienes y servicios que el país genera para la exportación, de los vínculos y relaciones que ya se han establecido o se están desarrollando con clientes actuales y potenciales del exterior, y además, de las condiciones cambiantes de los mercados externos y de los factores políticos y sociales que influyen sobre esos mercados, y que están fuera de nuestro control.

La Comunidad Europea representa el 30 por ciento del comercio mundial, y es el segundo importador y exportador más importante de este planeta, además está constituido por 28 países de alto ingreso. En la actividad económica de ese continente se encuentran niveles de alta tecnología así como universidades e instituciones de investigación de primer orden. De todo lo anterior se deriva el atractivo de la Comunidad Europea como socio comercial, especialmente como mercado para nuestras exportaciones, como inversionista que venga a aumentar nuestra capacidad productiva y traiga consigo nuevas tecnologías así como socio en transferencia e intercambio cultural.

Los principales compradores de las exportaciones guatemaltecas, hasta el siglo pasado siempre fueron los Estados Unidos de América y Centroamérica, no solo por razones de ubicación geográfica y facilidad de transporte sino, en el caso de los países centroamericanos, como resultado del fortalecimiento de los lazos comerciales e interrelaciones logrado por los sectores privados de la subregión dentro del marco de la integración, con todo y los altibajos que esta ha experimentado. Las ventas de ciertos productos guatemaltecos a algunos mercados europeos tradicionalmente se enfrentaron al tratamiento especial que le otorgaban a sus excolonias africanas. En el año 2002 las exportaciones guatemaltecas a la totalidad de los países europeos, según compilación del Ministerio de Economía, ascendían a cinco por ciento del total. Las ventas al Reino Unido posiblemente por su reducida magnitud no alcanzaban a figurar dentro de tales estadísticas.

En años recientes se vislumbraron posibilidades de que se abrieran puertas en los mercados europeos y en 2012 se firmó en Tegucigalta el Acuerdo de Asociación entre la Comunidad Europea y Centroamérica que incluye Diálogo Político, Cooperación y Libre Comercio. El módulo de Diálogo Político contempla aspectos tales como desarrollo sostenible, gobernabilidad, cambio climático, narcotráfico, corrupción y otros que se suponen de interés bilateral, regional o global. El módulo de cooperación se refiere a aspectos prioritarios de ayuda financiera y técnica, que por supuesto, son igualmente de alto interés para Guatemala. El módulo de Comercio, posiblemente el más esperado, persigue marcar una nueva etapa en las relaciones entre ambas regiones y es un acuerdo que los países centroamericanos negociaron como un bloque, dentro de una misma posición, objetivo integracionista bastante compartido en la región y que la Unión Europea persigue fomentar. Lo más importante para nosotros es que abre a los productos guatemaltecos nuevas oportunidades de acceso a los mercados de 28 países de alto ingreso. Para Guatemala entró en vigencia hasta el 1 de diciembre de 2013, por retrasos en la ratificación por el Congreso. El Ministerio de Economía anunció que el contenido temático y las listas de productos para el intercambio comercial serían publicados en el Diario de Centro América en la primera semana de diciembre de ese mismo año. Supongo que así ocurrió.

En el año 2015 las estadísticas del Banco de Guatemala muestran que las exportaciones a los países de la Unión Europea, incluyendo el Reino Unido, representan en 7.6 por ciento del total y dentro de ellos, las ventas al Reino Unido llegaron a 0.8 por ciento. Estas cifras podrían interpretarse como un modesto crecimiento respecto al 5.0 por ciento recogidas a principios de este siglo que puede ser fortuito o un inicio de resultados del Acuerdo de Asociación, aunque los frutos de esta clase de arreglos internacionales son lentos por el tiempo y los obstáculos a vencer cuando se trata de introducir productos al mercado de otros países.

Aunque en materia de ventas los empresarios saben que los centavos cuentan y que cualquier modesto incremento es importante, a nivel global podría pensarse que actualmente el brexit no es de mayor consecuencia para Guatemala. En el futuro más o menos próximo de la Comunidad Europea se dibujan distintos escenarios, dependiendo de las situaciones que se presenten en los diferentes países miembros de la Comunidad. Las poblaciones de algunos de esos países experimentan en mayor medida que otros las caudas de la crisis financiera de 2008 y las juventudes han recibido la peor parte, en desocupación y falta de oportunidades. El panorama parece complicarse por el terrorismo y los movimientos migratorios recientes, además siempre está latente el rencor contra la autoridad central y su burocracia, en este caso Bruselas. Todo eso podría generar actitudes que no favorecen la integridad de la Comunidad. En lo que respecta al “Acuerdo de Asociación entre la Comunidad Europea y Centroamérica”, por haberse suscrito entre dos bloques y no entre países individuales, podría pensarse que en tanto exista la Comunidad Europea, la vigencia del Acuerdo subsiste con los países que permanezcan dentro de esa Comunidad. Sin embargo, si no fuera esa la situación, significaría que se disiparían todos los progresos ya ganados en cuanto al tratamiento arancelario, sanitario, aduanal, papeleo y demás formalidades que inciden sobre los costos, obstáculos y facilidades para que los productos guatemaltecos ingresen a ese importante mercado. En ese caso, cualquier arreglo tendría que reiniciarse país por país. Me imagino que en el Ministerio de Relaciones Exteriores, donde hay expertos en la materia, ya se estará estudiando este tema.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Geldi Muñoz Palala elPeriódico
Textiles, café, alimentos y transporte aéreo los mejores exportadores

Las compañías tienen en común la trayectoria de varios años y la innovación en sus procesos.

noticia Fernando González Davison
Alejandro von Humboldt y París

En París hay optimismo pues la Tierra merece nuestro cuidado luego de dos siglos de abandono.

noticia Tulio Juárez
Hoy hace 33 años, Oscar Humberto Mejía Víctores derrocó del poder político y militar a José Efraín Ríos Montt

El 8 de agosto de 1983, el entonces ministro de la Defensa Nacional defenestró a su jefe inmediato y comandante del Ejército.

 



Más en esta sección

Se estrena, por fin, «Selena: The Series» a Netflix

otras-noticias

A 40 año de la muerte de John Lennon

otras-noticias

Plebiscito contra las elecciones legislativas, la última carta de Guaidó

otras-noticias

Publicidad