[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Estamos a favor de la vida

opinion

La pena de muerte está contemplada en el libro del Éxodo por asesinato, secuestro y otros delitos graves.

“Yo estoy a favor de la vida”, frase atribuida al presidente del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala en una declaración reciente sobre el tema reactivado de la pena de muerte. Y sin temor alguno, y siempre lo he dicho, puedo asegurar que un día nos vamos a morir, pero el día y la hora solo Dios lo sabe, dice la Biblia, pero no por acción del desenfreno de la violencia, por los sicarios que han demostrado no tener compasión de mujeres ni de niños, mucho menos respeto a la vida de los demás, que han dejado escalofriantes cifras que dan miedo y permiten que los guatemaltecos vivan con temor, azorados porque las cifras van en aumento, muchas de esas acciones son emanadas desde las cárceles. Lo dicen en su declaración muchos de los aprehendidos.

En Guatemala se dan hechos que pareciera son extraídos de mundos irreales, de cuentos de hadas, de cuentos terroríficos en donde lo ilegal se impone sobre lo legal, donde los que están fuera de la justicia tienen más derecho sobre los que caminan dentro del marco legal, donde un niño asesinado o una mujer indefensa no tuvo derechos humanos o se murieron con ellos bajo el fuego de las balas, pero los asesinos que están en la cárcel pueden exigir buena comida, buenas instalaciones, buen trato, diversión, amenazar y estar blindados por los Derechos Humanos, en los hospitales no hay medicina ni en las escuelas maestros.

¿Cuál es la finalidad de establecer constitucionalmente la pena de muerte? Prevenir que otras personas cometieran ese tipo de delitos, pero el argumento de hoy es que no ha tenido impacto y se siguen cometiendo crímenes. La antítesis a esa posición es que de los sentenciados por los horrendos crímenes cometidos, secuestradores, extorsionadores emanan órdenes a sus grupos delincuenciales. Y seguimos viviendo en caos, en tragedia, en miedo. Es decir que el mal campea. Pero lo más contradictorio de las posiciones en contra de la justicia para las víctimas es la amenaza de una sanción para Guatemala en caso se volviera aplicar la máxima pena en el país, por ser signatario del pacto de San José que en el Capítulo II, Artículo 4 dice que “toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley… Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”. De acuerdo con este convenio internacional, los inocentes sí pueden ser privados de su vida a como le plazca a los delincuentes.

La pena de muerte está contemplada en el libro del Éxodo por asesinato, secuestro y otros delitos graves. Sí, Dios es amor y perdona en su inmensa misericordia para que se tenga vida y vida en abundancia, perdona los pecados a quien se arrepiente y los confiesa, pero la factura de la travesura se paga en la Tierra. Jesucristo perdonó al ladrón que se arrepintió de sus crímenes y esa noche estuvo con Él en el paraíso, pero no lo libró de la sentencia de la autoridad y murió. Amemos la vida, la nuestra, la del prójimo y no se le haga lo que no queremos que nos hagan. La Biblia dice que el que se opone a lo establecido a Dios resiste.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tulio Juárez / Julio E. Santos
Excuñado de Byron Lima Oliva se niega a declarar ante Jueza B de Mayor Riesgo

William Estuardo Salguero, calificado por el MP y la CICIG como la “mano derecha” del –fallecido– capitán retirado en la venta de privilegios dentro de las prisiones, estaba prófugo desde septiembre de 2014.

 

noticia Silvia Tejeda
¡Ánimo juezas y jueces honestos!

No heredarán vergüenza a sus hijos, ni un yate, ni una avioneta, sino la libertad de levantar la frente en alto en donde quiera que se esté y se pase por la vida.

noticia Jaime Arimany
No hay peor ciego…

No hay población más engañada, que aquella perdida en una miseria de la cual no sabe cómo salir de ella.



Más en esta sección

Arsenal desafía al Tottenham

otras-noticias

Aumenta el presupuesto de los Juegos Olímpicos

otras-noticias

Municipal busca revalidar el título

otras-noticias

Publicidad