[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Qué aprendimos?

opinion

Expresar odio y racismo.

 

La difusión mediática acerca de los últimos acontecimientos ha propiciado que, quienes tienen acceso a las redes sociales pasen a ser actores indirectos de una coyuntura de la cual no necesariamente son parte. Aseveración que puede ser invalidada, si se argumenta que a todos los guatemaltecos nos debe interesar, incluso preocupar que los procesos actualmente en desarrollo se realicen dentro del marco de legalidad e imparcialidad.

Cuando se es parte de la coyuntura, también lo es de los beneficios que obtiene por intervenir oportunamente. Pero de lo que sucede actualmente en las redes sociales, no hay ganancia. Los cibernautas atacan o defienden a los sujetos procesales sin más información, que la vertida masivamente por los medios. No con el interés de intercambiar opiniones, debatir, interpretar lo expresado o de mover las opiniones de los litigantes a su favor, sino únicamente para expresar odio y racismo.

Si analizamos detenidamente el día a día, siempre surge una variable que mueve la opinión pública. Unas veces desde el Sistema y otras por los protagonistas, como fue la reciente filtración acerca de una reunión del colaborador eficaz con la Fiscal General, para evitar una investigación por contrabando de maíz.

La masiva difusión pública del proceso y la utilización bien o malintencionado de esta, termina por descontextualizar el fondo de lo que se debate en el tribunal. La propia fiscal al referirse a la supuesta conspiración contra el MP y la CICIG, expresó “Creo que, cuando no se analiza el caso detenidamente, se puede sacar de contexto una interpretación” (Publinews).

La indignación de la ciudadanía urbana ante la descripción de los hechos –aún por corroborarse– narrados por el principal protagonista es innegable. Pero la exacerbación de ese resentimiento también promueve una confrontación inútil; porque al final será un tribunal el que decida la inocencia o culpabilidad de quienes están siendo juzgados.

En estos momentos es más importante saber ¿Qué aprendimos? Que debemos de desconfiar en las instituciones estatales; que los partidos políticos llegaron a su fin; que no hay guatemaltecos en quienes podemos confiar; que los medios también fueron contaminados o que la mayoría de guatemaltecos fuimos indolentes, porque nos conformamos en asistir a votar cada cuatro años por lo que está en el menú;… estos temas deberían definir la agenda a debatirse.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú elPeriódico
Caravana de migrantes de Honduras se encuentra en la frontera Corinto

Aproximadamente 300 personas esperan poder ingresar a Guatemala.

noticia Redacción
“Gastos sentimentales” aumentaron seis por ciento

Mastercard desde hace tres años realiza un índice del amor, en el que mide cuántas transacciones se realizan para el 14 de febrero.

noticia
La portada del día


Más en esta sección

La OMS advierte que la pandemia no acabará con el lanzamiento de la vacuna

otras-noticias

The New Glam llegó a Intecap

otras-noticias

Entregan donativo a comunidades afectadas por ETA e IOTA

otras-noticias

Publicidad