[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Retórica legalista

opinion

¿Presidente sofista?

Lo escuché explicar porqué los miembros del gabinete de gobierno “cumplen con la ley” al no hacer pública su declaración patrimonial.

La razón expuesta se basa en una de las deficiencias contenida en el Decreto 89-2002, que contiene la llamada “Ley de Probidad y Responsabilidades de Funcionarios y Empleados Públicos”.

El Artículo 21 de esta ley de papel, establece, bajo el epígrafe de “Confidencialidad de la declaración jurada patrimonial”, lo siguiente: Los datos proporcionados por los funcionarios públicos dentro de su declaración jurada patrimonial deben tenerse como proporcionados bajo garantía de confidencialidad, se prohíbe su divulgación por cualquier medio y solo podrán verificarse dentro de un proceso judicial.

Perfecto escudo formalista para decir que basta con entregarle a la Contraloría General de Cuentas la glorificada declaración patrimonial y que el pueblo no se puede enterar de ella.

Esta norma, en países que culturalmente creen en la transparencia, sería considerada burda, ridícula o estúpida.

El Artículo 21 es parte de una “superestructura de la opacidad”: le prohíbe a la Contraloría hacer pública la declaración jurada patrimonial que, a regañadientes y muchas veces de manera parcial o amañada, le entregan los funcionarios públicos. Pero nótese bien: se lo prohíbe a la autoridad fiscalizadora. No a la persona que la ha firmado. Lo mismo podría decirse sobre las declaraciones de Impuesto Sobre la Renta.

Si un Ministro desea hacer pública su declaración patrimonial, lo puede hacer. Por iniciativa propia o a petición del Presidente. Nada se lo prohíbe a él o a ella.

El Presidente ha tomado algunas decisiones meritorias de reconocimiento, como la designación de la nueva Procuradora General de la Nación. O su proceso de consultas a expertos antes de decidir si vetaba o no las reformas a la Ley Electoral. Pero no comprendo cómo puede “argumentar” que cumple con la ley al no pedirle a sus ministros divulgar las declaraciones juradas patrimoniales. Los tiempos exigen máxima transparencia. Superar los bajos estándares legales en la materia, sería digno de aplauso. Ya no estamos para medias tintas. No vale ser tibios en la lucha anticorrupción. Transparencia se asocia con nitidez. Poder ver con absoluta claridad a quienes nos gobiernan. La coyuntura está enfocada en ella, pero también debemos dar paso a cosas más trascendentes. No sigamos engañándonos. Somos capaces de algo mucho mejor.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Dos municipios chilenos multan por acoso sexual callejero

Dos municipios chilenos anunciaron multas de hasta unos 390 dólares para quienes incurran en acoso sexual callejero, en medio de campañas que buscan evitar principalmente los piropos alzados hacia las mujeres.

noticia AFP
Francia analizará restos de avión que podrían pertenecer al vuelo MH370

El avión de Malaysia Airlines desapareció en 2014. Cada pieza de una aeronave tiene un registro, lo que podría ayudar a su identificación.

noticia Por RAPHAEL SATTER Y JOHN-THOR DAHLBURG, Associated Press
Quién es Abdelhamid Abaaoud, el autor intelectual de los atentados en París


Más en esta sección

Ciudadanos vuelven a tomar la Plaza de la Constitución

otras-noticias

Se estrena, por fin, «Selena: The Series» a Netflix

otras-noticias

A 40 año de la muerte de John Lennon

otras-noticias

Publicidad