[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Somos prueba piloto

opinion

El desempleo sigue aumentando..

 

La descomposición pública nacional llegó a tal extremo durante el desgobierno ratero de la banda anaranjada (será por eso que ya no se soportan los chalecos de los motoristas y asaltantes) que la comunidad internacional (digo, es un decir) decidió convertir a nuestro país en “conejillo de indias” para el ensayo de una prueba piloto en la aplicación de un modelo social teórico: cortar de tajo la cabeza de la corrupción para poner remedio a una enfermedad que surgió de las raíces hasta llegar al cerebro, y evaluar si aplicando castigo y generando vergüenza se frena su manifestación futura. Será tras el retiro de la fuerza de ocupación cuando sabremos si funcionó o no el modelito.

Lo lamentable es que la aplicación de cualquier medicina fuerte requiere paliativos previstos, o nos curamos de un mal pero morimos de otro. Es necesario estimular la producción y el empleo, o vamos a entrar en agonía y a presenciar el recrudecimiento de la delincuencia.

El desempleo sigue aumentando en relación a la poca aplicación de nuevas inversiones, a la lentitud para aprobar proyectos (más ahora que todos se cuidan las espaldas), al despido masivo en las instituciones del Estado donde se encontró vegetando a muchos empleados innecesarios o fantasmales, a la quietud de las empresas privadas cuyos dueños esperan juicio en el banquillo de los acusados, a organizaciones ambientales que andan presionando para que se impida producir a las hidroeléctricas y mineras que son fuentes de empleo regional, y a la lluvia de deportados. Ante la falta de oportunidad, la gente se va clandestinamente a buscar empleo a los Estados Unidos, pero a diario regresan los aviones cargados de guatemaltecos frustrados, con deuda y responsabilidad económica con sus familias. Solo en el 2015 regresaron más de 31 mil chapines por la vía aérea desde los Estados Unidos, y casi 74 mil por tierra, devueltos de México por atravesar su territorio en busca del empleo prometido.

A los corruptos hay que condenarlos, pero el país está vivo y no puede enfriarse ni detenerse la actividad. Los Estados Unidos deben de detener la deportación, o los nuestros les regresarán con más ganas. Y el Gobierno de Jimmy Morales debiera de asegurarse que ya no se pierda ni un empleo, que no se interrumpa la actividad productiva sino se estimule, o pronto tendremos que enfrentar una crisis más profunda que la ocasionada por la corrupción.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Mingob desarrolla requisas en tres cárceles del país

Las autoridades pretenden encontrar y decomisar objetos ilícitos.

noticia Jacques Seidner / El roncón de Casandra
Según Wharton

¿Cómo reclutar a la persona idónea para un puesto específico dentro de una empresa?

noticia
Otra caravana de migrantes hondureños


Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

Procesan por femicidio a esposo de Luz María López

otras-noticias

Vuelve el apetito por los mercados emergentes

otras-noticias

Publicidad