[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Creompaz IV y final

opinion

¿Por qué se encontraron mujeres y  niños en las fosas?

 

Observar y escuchar cómo están operando los abogados defensores de militares en los juicios es un experimento sociológico, porque dentro del litigio malicioso, argumentos repetitivos y vacíos, estos “profesionales” dejan evidencia de su racismo y falta de conocimiento sobre derechos humanos e historia guatemalteca, demostrando el éxito que la cultura de la impunidad ha tenido como política de Estado.

Los abogados –se puede argumentar– solo están haciendo su trabajo. Sin embargo, si tomamos esta aserción como verdadera, nos topamos con un escenario vergonzoso: la aceptación de saber que vivimos en un país profundamente racista donde las comunidades indígenas arrasadas deben escuchar teorías fantásticas sobre los horrores que vivieron y que esas teorías tengan posibilidad de ser aceptadas por las cortes.

Al no poder aferrarse a una amnistía los defensores argumentan que: 1) Existen fosas comunes porque es así como los comunitarios enterraban a sus muertos y los militares de la Zona Militar No. 21 jamás notaron esos “entierros” colectivos. 2) Que la FAFG es una institución sesgada contra militares, dirigida por un profesional formado en el extranjero y eso lo incapacita para ejercer en Guatemala. 3) Que las osamentas tienen las manos amarradas y ojos vendados porque la FAFG se ha dedicado a profanar tumbas y escenificar fosas.

Cuando estos argumentos fallan, entonces, las osamentas no corresponden a población civil no combatiente sino que todos eran guerrilleros. Que en Guatemala no existió una doctrina contrainsurgente y no hubieron ataques sistemáticos y generalizados contra comunidades completas. Que las muertes eran aisladas. Además, los soldados –dijo la defensa– estaban regidos por un código de conducta que guardaban en su bolsillo, que en 12 puntos les recordaba no robar, profanar o abusar de la población.

Y sí preguntamos ¿por qué se encontraron mujeres y niños en las fosas? ¿Acaso acabar con estas vidas no violaban alguna de las 12 normas del soldado? La respuesta es: “ellos también eran enemigos, los más feroces, los más letales, ellos eran la semilla y el futuro”. Por estas interpretaciones vivimos en un país estancado. Por eso, será clave el 7 de junio, cuando se decidirá sí los diez militares acusados son enviados a juicio por estos crímenes.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Sacrifican en India decenas de miles de aves de corral debido a la gripe aviar
noticia AFP
Kamala Harris, una vicepresidenta histórica
noticia Jorge Mario Rodríguez
El poder oligárquico en la Corte de Constitucionalidad

A la memoria de mi hermano, René Antonio Rodríguez Martínez.



Más en esta sección

Conozca el novedoso concepto de Cocina Aggiornada en Buenos Aires by Palermo

otras-noticias

Marsella sigue en picada

otras-noticias

Manchester United recupera el liderato de la Premier

otras-noticias

Publicidad