[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Lecciones aprendidas

opinion

¿Estamos frente a un cambio de paradigma en el campo tributario?

Una cifra cercana a los ochocientos millones de quetzales pagó Aceros de Guatemala al fisco. Este caso paradigmático nos sirve para aprender que el poder coercitivo del Estado (que suma la acción coordinada de la SAT, el Ministerio Público y el sistema de Justicia) es capaz de producir el milagro: obtener los impuestos necesarios para el debido sostenimiento del Estado y sus fines sociales.

Por contraposición, también podemos aprender que la razón por la cual la SAT nunca ha logrado frenar la masiva y millonaria evasión fiscal es debido a la inercia corrupta de todo el engranaje. En este caso, la evasión inició en el seno de la propia SAT. ¿Qué habría pasado con un Ministerio Público inerte? ¿Con un sistema de justicia vendido?

Guatemala ha venido funcionando de esta corrupta manera. La corrupción no es un asunto de funcionarios delincuentes. Más que individual es sistémica y, finalmente, social. En otras palabras, la sociedad escoge la corrupción como modus operandi y los resultados están a la vista: pobreza, violencia y, con el paulatino deterioro institucional, la ausencia de representatividad política. Un estercolero. Optar por vivir dentro de un estercolero es francamente una mala decisión, como bien nos lo ha demostrado nuestra historia.

¿Cuáles serán los efectos que provocará este proceso paradigmático en la psique de los grandes empresarios? ¿Implicará no una excepción, sino un cambio de rumbo para que el Estado abandone su posición de connivencia frente al gran capital y finalmente, emplee legítimo poder coercitivo para
obtener recursos?

El escenario deseable es que este caso no sea una excepción sino un cambio de paradigma. Que obligue a reflexionar a los evasores acerca de un nuevo orden social donde el Estado opera de manera autónoma, cumple con sus funciones y, por lo tanto, se ve fortalecido ante la opinión pública. Porque si se pagan los impuestos, también hay posibilidades reales de cumplir con los fines del Estado.

Ahora falta la otra parte: legitimar el cobro mediante la calidad del gasto. La hoja de ruta de los fondos aportados por Aceros de Guatemala podrá enseñarnos cómo emplea el Estado los recursos. Sabemos que es un largo y tortuoso camino, lleno de aves de rapiña. Es momento de exigir una absoluta transparencia, acelerar la aprobación de las modificaciones a la Ley de Compras y Contrataciones (tarea pendiente desde los días de la Plaza) y, exigir claridad en las prioridades. Sin transparencia, sin auditoría social, sin que aprendamos a exigir resultados (accountability), estos fondos no llegarán al mar, igual que los ríos de Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Maduro presenta gotas “milagrosas” contra el COVID-19

Añadió que la vicepresidenta entregará toda la información al director de la OMS “para que conozca y certifique este poderoso antiviral”.

noticia Sputnik
Mujer herida de bala en el pecho durante protestas en Capitolio de EE.UU
noticia AFP
Milan-Juventus, la final adelantada en el Calcio

Sin haber llegado aún al ecuador del campeonato, el choque del miércoles entre el líder AC Milan y la Juventus se presenta crucial en la lucha por el ‘Scudetto’, sobre todo para los turineses, que aspiran a un décimo título consecutivo.

 



Más en esta sección

Hernández inicia último año en el poder con compromiso de no buscarlo más

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

La UE en rojo; China y EE. UU. se expanden

otras-noticias

Publicidad