[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El poder

opinion

Las mieles. La rosca.

Nunca deja de sorprendernos. Tras concepciones equivocadas durante siglos, el poder de quienes asumen gobierno se incrusta aceleradamente como si junto con la banda y la firma del Libro de gobernantes, les dieran una pócima que los induce a ejercerlo de manera equivocada. Sumamente equivocada. “Si quieres conocerlo, dadle poder”.

Quien gobierna debería recibir un baño de rendimiento, sucumbirse, para ejercer desde ahí un mando limpio, ajeno a toda codicia y ambición. En un plano de democracia e igualdad. Desdibujar toda avidez personal de su conciencia, para ser bisagra entre necesidades y oportunidades. Quien asume gobierno debería poner al servicio cuatro años de su vida sabiendo que ello representa el estancamiento de sus finanzas. Honrar al país sencillamente. Desde la más íntima lealtad, poner al margen todo aquello que represente lujo y vanagloria. Sobre todo cuando la población es pobre, padece vejámenes, muere de hambre y sus pies están agotados de tanto caminar para encontrar un mejor horizonte. Los gobernantes deberían mudarse a zonas marginales para vivir desde ahí, desde el corazón, el dolor de la gente. Perseguir la igualdad. Porque un país no se conoce desde “las alturas”; no se comprende desde el despilfarro; no se transita desde autos blindados. El poder auténtico debería generar empatía con el dolor colectivo para insertarse en las más íntimas aristas de posibles soluciones.

El poder que necesitamos no renta hoteles de la zona 14 para hacer desde ahí una estrategia de país. No alquila casas en La Cañada de US$12 mil al mes. Así de simple. El poder no debe (jamás) escalar posiciones “sociales” añoradas; no debe ser albergue de unos cuantos que le susurren al oído. No se alimenta de “roscas” interesadas y perversas. Jamás debe ser sujeto de vanidad.

El poder ya no es medieval, señores, acepta crítica. No está para favorecer a los parientes y amigos. Ya no es hegemónico ni autoritario. No es un papel protagónico de teatro. No es dicotomía entre elites y población. No acumula sino reivindica. No se esconde sino soluciona. No se justifica sino corrige. No es propaganda ni apariencia. No acepta injusticias.

El verdadero poder es humilde. Se basa en la unión y no en talanqueras. Es fuerza, capacidad, creatividad, energía. El poder comprende la realidad. Lucha por el bien común. Incluye. Identifica de forma consciente las necesidades y se moviliza para generar mejores condiciones. No engaña. No manipula. ¿Es demasiado pedir? ¿Imaginar una forma nueva de ejercerlo?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Una triple fusión de galaxias envía señales mixtas

Williams planea agregar datos del telescopio Hubble a futuros análisis de la fusión de tres galaxias.

noticia AFP
Muere Vicente Rojo, pilar del abstraccionismo en México

El artista que nació en España fue uno de los artífices de la renovación estética en México.

noticia FORBES CENTROAMÉRICA
Los empresarios más ricos de la región

Las grandes fortunas y empresarios de Centroamérica y República Dominicana afrontarán el reto de sacar a flote sus negocios después del duro golpe que significó el COVID-19.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

La tormenta tropical Claudette deja inundaciones y tornados en EE.UU.

otras-noticias

Las frases de Bolsonaro sobre la pandemia

otras-noticias

Desnivel en Cayalá y el Aeropuerto inundados 

otras-noticias

Publicidad