[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Miscelánea

opinion

Honor a quien honor merece

Otra vez hago una pausa en la serie de artículos que he venido publicando sobre la historia de Guatemala, aunque sé muy bien que en las circunstancias por las que atraviesa nuestro país es inconveniente publicar palabras de encomio sobre dos viejos militares. En el transcurso de la semana pasada fallecieron dos militares ejemplares que dieron lustre a su alma máter, la Escuela Politécnica, a la Institución Armada, a Guatemala en general y a sus familiares y numerosos amigos, entre quienes tuve el privilegio de contarme.

Óscar Humberto Mejía Víctores

Me refiero, en primer lugar, al general de división Óscar Humberto Mejía Víctores (1930-2016), quien ingresó al Ejército de Guatemala tras haber hecho estudios en la Escuela Politécnica en el año de 1948 ostentando como caballero cadete el número de antigüedad 1903 y se graduó el 29 de marzo de 1953. Su carrera militar fue exitosa y alcanzó el grado de general de división. Después de una larga y penosa enfermedad, Mejía Víctores falleció la mañana del 1 de febrero de 2016, a las ocho de la mañana. A solicitud de su familia tuvo un funeral express y no se le rindieron los honores que le correspondían por su calidad de general de división y por haber sido jefe de Estado.

Cuando se produjo el golpe de Estado del 25 de marzo de 1982, aparentemente por jóvenes oficiales del cuartel Mariscal Zavala contra el gobierno del general Fernando Romeo Lucas García, los alzados estuvieron llamando por la radio a Mejía Víctores para que se hiciese cargo de la Presidencia, pero por alguna razón él no atendió las llamadas. Por lo cual los alzados buscaron al general retirado Efraín Ríos Montt Entonces el gobierno de facto fue integrado por un triunvirato formado por el general retirado Efraín Ríos Montt y los coroneles Horacio Egberto Maldonado Schaad y Francisco Luis Gordillo Martínez y este nombró a Mejía Víctores ministro de la Defensa.

En abril de 1982, por la cadena nacional de radio y televisión, el presidente de facto de Guatemala, general (retirado) Efraín Ríos Montt, decretó una amnistía para que la izquierda subversiva dejara las armas. Tras la escasa respuesta a su petición, el 9 de junio Ríos Montt se autoproclamó Jefe de Estado y depuso a los coroneles con quienes integraba el triunvirato.

Mejía Víctores desempeñó el cargo de ministro de la Defensa hasta que, por disposición de la Institución Armada, sustituyó al general Ríos Montt y llegó a ser Jefe de Estado de facto del 8 de agosto de 1983 hasta el 14 de enero de 1986, después de haber dado elecciones para elegir a los diputados que conformaron la Asamblea Nacional Constituyente que escribió la Constitución Política de 1985, la cual aún sigue vigente, y llamó a elecciones generales que fueron libres y tuvieron lugar el 3 de noviembre de 1985, tras de lo cual entregó la Presidencia de la República al primer civil, y puso fin a los sucesivos gobiernos militares, y el 14 de enero de 1986 entregó el poder al licenciado Marco Vinicio Cerezo Arévalo, candidato que fue del partido Democracia Cristiana Guatemalteca.

Federico Abundio Maldonado Gularte

En segundo lugar me refiero a mi viejo y querido amigo el coronel y licenciado Federico Abundio Maldonado Gularte (1923-2016), quien falleció de improviso a los 92 años de edad. Entre los muchos datos en su hoja de servicio, estuvo al frente de la alcaldía capitalina de 1978 a 1982. Fue agregado militar y embajador en Estados Unidos de América, México y El Salvador. Para el centenario de la Escuela Politécnica, él fungía como director, lo que siempre fue uno de sus mayores orgullos. A los 55 años cerró su carrera militar con el grado de coronel. En la Escuela Politécnica le concedieron la Medalla de Buena Conducta y la de Cruz de Mérito Militar de Primera Clase, las cuales lució con orgullo junto a la plaqueta de Sargento Primero de Brigada.

En lo político, fue miembro del Partido Revolucionario Guatemalteco (PRG) y fue electo dos veces diputado, primero como diputado por Baja Verapaz, de donde era originario, durante el gobierno del coronel Jacobo Árbenz, y la segunda vez en listado nacional durante el gobierno de Jorge Serrano Elías.

Por una beca que le concedió el gobierno del doctor Juan José Arévalo, estudió en la Universidad de Harvard, y en la hoy llamada Escuela John Kennedy de Gobierno. Obtuvo un posgrado en Gobierno y Administración en Londres y una licenciatura en Asuntos Políticos en Washington.¡Que en paz descansen, queridos amigos, satisfechos de haber servido a su patria!

Ambos fueron muy estimados amigos míos durante muchos años.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
SP mantiene suspendidas visitas en centros carcelarios

La medida es para evitar contagios de COVID-19.

noticia EFE
Nueva ley de adopciones en medio de escándalo abusos en albergues de Panamá

Los albergues en Panamá, unos 50 con una población de cerca de 1.200 menores según datos oficiales, son administrados por ONG y fundaciones, pero están bajo la supervisión del Estado.

noticia Enrique García/elPeriódico
Congreso analiza solicitar cambios en proceso de elección de magistrados de CSJ y Salas

La elección debió realizarse en febrero de 2020, a la fecha de los 296 aspirantes en total de Salas y CSJ solo han votado por una persona.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Paraguay remonta y derrota a Bolivia

otras-noticias

El resumen del día en imágenes

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Publicidad