[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Miscelánea

opinion

Un poco de historia nacional (4)

General Rafael Carrera y Turcios

Presidente Vitalicio de la República de Guatemala. Nótese que la banda que luce en el pecho tiene los colores de la antigua bandera instituida en 1858.

La Revolución Liberal de 1871

Tras largos años de sucesivos presidentes conservadores como el general Rafael Carrera y Turcios (1814-1865), 4º. Jefe del Estado de Guatemala de 1844 a 1847, después como 1er. Presidente de la República de Guatemala del 21 de marzo de 1847 al 17 de agosto de 1848 y por último 5º. Presidente de la República de Guatemala y primer Presidente Vitalicio de la República de Guatemala del 6 de noviembre 1847 hasta su muerte el 14 de abril de 1865, cuando le sustituyó el mariscal de campo Vicente Cerna y Cerna (1815-1885), quien fue Presidente de la República del 24 de mayo de 1865 al 29 de junio de 1871, hasta que su ejército fue derrotado en Patzicía por el ejército de la Revolución Liberal encabezado por los generales liberales Miguel García Granados (1809-1878) y Justo Rufino Barrios (1835-1885).

Hay que hacer un poco de historia acerca de ambos: Miguel García Granados fue un político y militar guatemalteco que nació en Sevilla (España). Su familia emigró a Guatemala cuando él tenía dos años de edad. Estudió en Guatemala y en varios países de América del Sur. Tenía 12 años cuando se firmó el Acta de Independencia el 15 de septiembre de 1821 y trató de ser admitido como cadete en el servicio militar pero fue rechazado por su corta edad. Después se incorporó a la milicia y en 1827 participó en la campaña contra El Salvador, donde obtuvo el grado de subteniente del batallón de milicias, iniciando su carrera militar. Pero en El Salvador cayó preso y estuvo en la cárcel casi un año junto al insigne poeta salvadoreño José (“Pepe”) Batres Montúfar, quien desde entonces cultivó su amistad y se dijo que era tenía una relación amorosa con la literata y poetisa militante feminista María Josefa (“Pepita”) García Granados y Zavala, nacida en Puerto de Santa María, Cádiz (España) el 10 de julio de 1796 y una de las mayores exponentes intelectuales de la Independencia de las Provincias de Guatemala, quien falleció en Guatemala el 10 de julio de 1848. Su hermana Adelaida había sido la tutora de Petrona Álvarez, la esposa del general Rafael Carrera y como su familia era miembro del conservador “Clan Aycinena”, en 1829 fue despojada de sus bienes y expulsada al exilio por el presidente liberal Francisco Morazán.

Durante el breve exilio de Carrera en México, García Granados fue el encargado de perseguirle por la región de Los Altos, pero Carrera rehuyó el enfrentamiento por falta de hombres y de pertrechos militares. Al final de uno de los tantos períodos en los que Carrera gobernó, García Granados tuvo que huir de Guatemala y asilarse en El Salvador, donde fue consejero del presidente liberal Gerardo Barrios, acérrimo enemigo de Carrera. A su regreso a Guatemala, se dedicó por completo a la política y fue electo diputado y llegó a ser el principal líder del partido Liberal, que se oponía al gobierno conservador del mariscal Venancio Cerna. Pero de nuevo tuvo que marcharse al exilio en México tras el fracaso del movimiento revolucionario del mariscal Serapio Cruz y su hermano Vicente en Palencia, en el año de 1870, con la muerte de Serapio Cruz (alias “Tata Lapo”), quien fue traicionado por un viejo amigo y compañero de armas y fue decapitado y su cabeza exhibida para escarnio de los enemigos del gobierno.

Por lo que de nuevo García Granados tuvo que huir de la persecución de Carrera y se refugió primero en México y después en Nueva York, donde hizo negociaciones con el gobierno de Abraham Lincoln para comprar los fusiles que habían sido empleados en la Guerra Civil. Pero para poder meterlos a Guatemala tenían que pasar por México, donde se encontró con el notario Justo Rufino Barrios, con quien se unió y lograron que el presidente liberal Benito Juárez permitiese el tránsito de los fusiles para la invasión. Con un grupo de guatemaltecos exiliados y numerosos mercenarios, organizaron el Ejército Libertador que entró por San Marcos y combatió a las tropas de Vicente Cerna hasta que el 3 de junio de 1871 firmaron el Acta de Patzicía por la que se rindió el ejército conservador y el 30 de junio el ejército de la revolución liberal entró triunfante en la capital.

En Patzicía, el general Miguel García Granados fue designado presidente provisorio de la República y estuvo en ese cargo del 30 de junio hasta el 22 de septiembre de 1871, cuando fue sustituido por Felipe Gálvez, José María Samayoa, Francisco Alburez y el mariscal José Víctor Zavala (de quien se creía que iba a reemplazar a Carrera, pero le ganó la partida el mariscal Vicente Cerna) hasta el 17 de octubre del mismo año. Ese día volvió a asumir la presidencia el general García Granados hasta que el 5 de enero de 1872 fue sustituido por el mariscal José Víctor Zavala, Arcadio Estrada Francisco Alburez y Julio Volio hasta el 31 de enero del mismo año.

El general García Granados asumió de nuevo la presidencia el 31 de enero hasta el 8 de mayo de 1872, cuando García Granados volvió a asumir la presidencia hasta el 4 de junio del mismo año; día en que le sustituyó de nuevo el general J. Rufino Barrios hasta el 28 de marzo del mismo año hasta el 4 de junio; día en que volvió a asumir el cargo el general García Granados hasta el 4 de junio del mismo año, día en el que fue sustituido hasta el 9 de enero de 1873 por el general Barrios hasta el 4 de junio de 1873, que le sustituyó un triunvirato integrado por José María Samayoa, Ramón Uriarte y el hondureño doctor Marco Aurelio Soto, íntimo amigo de Barrios, por lo que fue nombrado Canciller y ministro de Educación, y más tarde fue presidente de Honduras por imposición de Barrios, primero de1876 a 1880 y fue reelecto para el periodo de 1881 a 1885, pero en 1883 tuvo que renunciar por tener dificultades con general Barrios.

El general Miguel García Granados nunca más volvió a ocupar la presidencia de la república porque se decía que llevaba una vida bohemia licenciosa por las reuniones bohemias que hacía en su casa con amigos ilustrados como el poeta salvadoreño José (“Pepe”) Batres Montúfar, quien era íntimo amigo de su hermana María Josefa (“Pepita”) y los poetas cubanos José Martí y José Joaquín Palma (autor del himno nacional), quienes estaban asilados en el país en su lucha por la independencia de Cuba.

Ese día volvió a asumir el cargo el general J. Rufino Barrios hasta el 28 de julio del mismo año, cuando de nuevo le sustituyó un triunvirato compuesto por sus amigos José María Samayoa el doctor Marco Aurelio Soto y Ramón Uriarte hasta el 2 de septiembre de 1874.

Ese día volvió a asumir la presidencia el general J. Rufino Barrios hasta el 4 de marzo de 1976, día que dejó la presidencia a su entrañable amigo José María Samayoa hasta el 16 de mayo del mismo año. Ese día volvió a asumir la presidencia el general J. Rufino Barrios hasta el 15 de marzo de 1880 y de nuevo comenzó otro período hasta el 23 de junio de 1882; ese día asumió la presidencia el general José María Orantes hasta el 5 de enero de 1883, cuando volvió a asumir la presidencia el general Barrios hasta el 2 de abril de 1885, cuando murió de un balazo en la espalda que se dijo que le disparó por encargo uno de sus soldados en la batalla de Chalchuapa (El Salvador), mientras trataba de entrar en El Salvador para que se sumara a la Unión Centroamericana.

Nota: Al principio se creía que la J. del nombre de Barrios era por José, pero en la documentación posterior a la toma de posesión presidencial, el general Barrios aparece firmando J. Rufino y él nació un 19 de abril, día en el que la Iglesia católica celebra a las santas Justa y Rufina, y en el libro de registro del bautismo el estaba anotada su partida de nacimiento con los nombres de Justo Rufino.

Hay que aclarar que cada vez que J. Rufino Barrios se ausentó voluntariamente de la presidencia durante cortas temporadas para encabezar a las tropas en sus luchas por la unión centroamericana que finalmente le costaron la vida en Chalchuapa (El Salvador) donde murió como consecuencia de un balazo por la espalda que se cree que le disparó por encargo alguno de sus soldados para que no insistiera en tratar de imponer la Unión Centroamericana.

(Continuará)

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Las vacunas “inyectan” optimismo al mercado

Bayer (DE:BAYGN) anunció que producirá vacuna experimental.

noticia EFE
Juan Luis Guerra lanza versión en vivo de “Rosalía”

El tema se encuentra disponible en las plataformas y será interpretado por el cantautor en el concierto Entre mar y palmeras que transmitirá HBO el 3 de junio.

noticia Redacción Cultura
¿Cuánto cuesta HBO Max en Guatemala?

Los usuarios de la plataforma podrán optar por planes de uno, tres y 12 meses.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

‘Clínica de la fiebre’ y kit anticovid: una Villa Olímpica adaptada

otras-noticias

Capturan a dos agentes que pedían dinero a cambio no realizar un arresto

otras-noticias

Los empleados rusos que se nieguen a vacunarse podrán ser despedidos sin sueldo

otras-noticias

Publicidad