[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La Presidencia no es como la pintan

opinion

“El presidente nunca llega tarde…”

El presidente Jimmy Morales tiene la inteligencia para dar un giro a su gobierno. Apenas van dos semanas de gestión y son ya demasiadas las alarmas que están sonando en la administración pública por nombramientos equivocados que comprometen el prestigio y desempeño de un gobernante electo en una coyuntura especial. Después de 2015, la revolución ciudadana sigue caminando este nuevo año por otras vías y es justamente el poder Ejecutivo el que se está quedando a la zaga.

En diversos grupos de enfoque realizados el año pasado en todo el país, el perfil del Presidente esperado por la ciudadanía era el retrato hablado de Jimmy Morales, incluso antes de que apareciera en las encuestas. La gente hablaba de un candidato que no perteneciese a la clase política tradicional, y cuyas raíces estuviesen firmemente afincadas en los sectores populares (“Un líder que nos entienda porque viene de nuestro seno”) y que en base a su trabajo y empeño se hubiese superado, manteniendo su integridad.

Cuando Morales pasó a segunda vuelta era claro que correspondía a ese perfil. No importaba que no tuviese experiencia (“Mejor, porque la experiencia de los políticos es en robar, burlarse y engañar”). La gente destacaba que el candidato llegaba en un “tuc-tuc” (no en helicóptero ni en auto blindado) a visitar los pueblos, era sencillo y hablaba con sentido común sobre los asuntos que les importaban.

La población mantiene la confianza en Morales, les simpatiza y creen que va a hacer bien las cosas. Hay que darle tiempo, dicen con sensatez. Cuando salen a luz los nombramientos y las decisiones equivocadas, le dispensan (“Son los asesores los que lo hacen caer en errores, pues solo buscan su propio beneficio. Jimmy tiene buenas intenciones”).

Lo típico de los presidentes es que se rodean de unos consejeros especialistas en hacerles creer que sus decisiones son infalibles (“El Presidente nunca llega tarde…“), que el pueblo los ama eternamente y el mundo está a sus pies, por tanto, todo les está permitido. Quienes critican, entonces, son “resentidos”, “extorsionistas” (“solo es cuestión de llegarles al precio”) y, más adelante resulta que “forman parte de una conspiración”. El tiempo se va tan rápido que los gobernantes, por conveniencia y comodidad, nunca toman las decisiones y lamentan la oportunidad perdida o siguen peleando con sus fantasmas fuera del poder.

Para hacer lo que corresponde hacer en el Estado hay que tener una pizca de inteligencia, un cierto coraje de tomar decisiones que a veces serán difíciles, y autoexaminarse con el lente del peor de los críticos. Malintencionados siempre habrá, pero aún en el siglo XXI el sol sigue sin poder ser tapado con un dedo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Méndez Vides
El mundo oscuro de Yasunari Kawabata

Viaje al centro de los libros.

noticia AFP
Honduras decomisa paquetes de cocaína con rostro de Pablo Escobar

Los carteles utilizan la despoblada zona habitada por indígenas misquitos para aterrizar avionetas en áreas aisladas y atracaderos en el Caribe.

noticia Lorena Álvarez / elPeriódico
INCAE sigue innovando con su MBA

El programa de maestrías garantiza una alta tasa de colocación a los graduandos.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Juez Miguel Ángel Gálvez denuncia seguimiento de vehículos sin placas

otras-noticias

Porras desiste de amparo contra Valdés

otras-noticias

El OJ contrata seguro para magistrados, por dos años

otras-noticias

Publicidad