[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La limpieza del Estado debe continuar

opinion

“Porque la codicia rompe el saco”, Cervantes.

La verdad es que las cloacas de los aparatos del Estado están atascadas de codicia, corrupción y despilfarro. El legado es más funesto del que hubiéremos imaginado, dada la ruindad de la clase política y de los altos funcionarios. Por ello causa alegría que la limpieza siga donde más apestaba, el Congreso mismo. Felicito al presidente de ese organismo Mario Taracena por ponerse a la par de la CICIG y el MP en contra de los avariciosos.

Eso lo debió activar el expresidente Maldonado, pero fue indiferente, insulso, intrascendente, conformista, sin la valentía necesaria para afectar los intereses de los corruptos de capa y espada, que han vivido y sus familiares a costa del erario público por décadas, con los que fue complaciente, como si fueran de la misma estirpe. Hay que salir de esos parásitos del erario nacional. ¿No les da vergüenza vivir de ese dinero que debería servir para atender las necesidades de los pobres, de los enfermos, de los que no tienen trabajo? Impasible, esa gente sigue y desea seguir usufructuando el dinero pagado por el ciudadano. Como en el Congreso los trabajadores de los ministerios de Salud y Educación suscribieron los pactos colectivos leoninos que pasaron también por alto la firma del Procurador General de la Nación, el abogado del Estado. Es ahora que este debe actuar. Basta de hacer piñata con los recursos públicos.

Maldonado escogió al presidente del Congreso de 2005, Jorge Méndez Herbruger, como su ministro de Economía durante los últimos cuatro meses, quien suscribió un pacto colectivo ese año con los trabajadores del Congreso, nefasto para los intereses nacionales, con la aprobación del Ministerio de Trabajo. Así, los diputados beneficiaron con plazas a amigos y parientes con sueldos altos y diez por ciento de aumento anual.

La cruzada debe continuar para revisar los altos salarios en la Corte de Constitucionalidad, del IGSS, de las empresas portuarias, del INDE, de las municipalidades, que son estratosféricos como las prestaciones para los que se jubilan, incluso de las juntas directivas. También debe continuarse en cada ministerio, dirección y departamento pues la verdad es que las plazas fantasmas aparecen en la nómina mensual.

La sociedad civil está asustada ante lo cual los Tanques de Pensamiento deben hacer más y apoyar al presidente Morales para resolver la injusticia que provocan dichos pactos colectivos inconstitucionales y otros actos de corrupción. Lo cierto es que sería más fácil refundar el Estado, haciendo un borrón y cuenta nueva. Pero no se puede, aunque la sociedad lo desea, pues no soporta más que siga todo igual. Entretanto, parte de la clase política se golpea el pecho como si no fuere responsable de la debacle financiera del Estado.

El presidente Morales debe limpiar todos los rincones del Ejecutivo. Los magistrados de las cortes por igual y revisar las plazas dadas a parientes para dar ejemplo de transparencia. Esta cruzada es tarea de todos y no solo del MP y de la CICIG y de algún diputado. Es para construir sobre las ruinas que nos han dejado. A la limpieza debe unirse la austeridad y gastar con prioridad. Reducirse los salarios ni más viajes al exterior durante un año para los funcionarios, que para eso están las embajadas. A reducir el presupuesto público menos en educación, salud, ambiente y transporte, veinte por ciento. Suprimir el renglón 029 para evitar contrataciones dudosas. Y exigir que paguen impuestos los que se hacen los suecos como las telefónicas y otros más. Ya lo dijo don Quijote a Sancho: “Unos van por el campo de la ambición soberbia; otros por la adulación servil y baja; otros por el de la hipocresía engañosa… pero yo, voy por la angosta de la caballería andante”. Aquí necesitamos más quijotes y esperamos que lo seamos todos, incluso los nuevos ministros… y no solo doña Thelma, don Iván y un diputado, aunque nos llenemos de enemigos, que seguro no son de los buenos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Editorial
Horror en la frontera
noticia Europa Press
TikTok viraliza canción marinera del siglo XIX
noticia Ricky López Bruni
La del baile del quetzal

Sin Filtros



Más en esta sección

Empresas ofrecerán más de 2 mil plazas laborales para personas con discapacidad

otras-noticias

Hermano de diputada Sofia Hernández es hospitalizado en el San Juan de Dios

otras-noticias

El FMI ve “grandes divergencias” en la recuperación y alza en la desigualdad

otras-noticias

Publicidad