[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Salario mínimo: Decisión técnica

opinion

Según los datos reportados al mes de octubre, con un tasa de inflación interanual de 2.2 por ciento, el 2015 promete ser uno de los años con menor inflación durante las últimas tres décadas. Un valor consistente con la tendencia hacia la baja en la inflación observada durante los últimos años. Para muestra un botón, durante el 2014 la inflación ni siquiera alcanzó el tres por ciento anual y la inflación acumulada durante los últimos dos años apenas supera el cinco por ciento. Este comportamiento hacia la baja de la inflación se mantendrá durante el 2016 y posiblemente se acentúe más en la medida que no se recupere el crecimiento en el mundo y aumente la tasa de interés en EE. UU. Tasas de inflación que por segundo año consecutivo apenas rozan el límite inferior de las metas de inflación del Banco de Guatemala. Situación que seguramente se repetirá en 2016 y que debe provocar una seria reflexión a las instancias y autoridades que tienen bajo su responsabilidad la fijación del año para 2016.

Dadas condiciones inflacionarias actuales y futuras y la severa caída en los precios internacionales de muchos de los principales productos de exportación del país, la fijación del salario para el 2016 reviste una importancia crucial. A diferencia de otras ocasiones, esta vez no puede usarse el argumento de la compensación inflacionaria para conferir aumentos salariales desproporcionados. Entendiendo que el último aumento del salario mínimo, ocurrido a finales de 2014, compensa la inflación observada en 2015 y esperada para 2016. Razón por la cual no habría necesidad de aumento alguno en el salario mínimo para 2016. Si a esto se suma que muchos sectores productivos están siendo duramente golpeados por las condiciones internacionales, especialmente el sector exportador tradicional y la industria textil y de confección, cualquier aumento al salario mínimo por encima de lo que mandan los parámetros técnicos, entre 2-3 por ciento, podría terminar provocando una cuantiosa destrucción de empleo.

La manipulación política del salario mínimo sería la peor herencia que este gobierno de transición podría dejar al gobierno de Morales. Sobre todo, cuando nada han hecho, salvo por la preocupación mostrada por el titular del Mineco, por ayudar a crear un nuevo empleo en el país. Sería desastroso que el Presidente actual o alguno de sus ministros pretendieran emular las demagógicas decisiones de algunos presidentes anteriores, quienes creyéndose los salvadores de los trabajadores aumentaron irresponsablemente el salario mínimo sin importarles la pérdida de empleos y oportunidades económicas para el pueblo de Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Agobiado por pandemia, Panamá usa hospital inconcluso de constructora de Slim

El centro sanitario está ubicado en la denominada Ciudad de la Salud, un complejo hospitalario a las afueras de Ciudad de Panamá.

noticia Sputnik
Cojín inteligente registra las ausencias en el sitio de trabajo
noticia AFP/AGENCIA REFORMA/EL PAÍS
México acusa a la DEA de fabricar pruebas contra Cienfuegos

EE. UU. afirma que se reserva el derecho de reiniciar el proceso criminal por narcotráfico en contra del exministro de Defensa mexicano.



Más en esta sección

World Compliance Association inicia labores en Guatemala

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Una niña cree que todo es un dispensador de gel

otras-noticias

Publicidad