[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Sociedad de cómplices

opinion

En recientes declaraciones al diario El País (España), el exfiscal de Venezuela, Franklin Nieves, que acusó penalmente, sin pruebas, al dirigente opositor Leopoldo López, dijo cosas terribles que ponen de manifiesto el grado de degeneración en que ha caído la justicia oficial venezolana.

Nieves, quien huyó de Venezuela, vía Aruba, y junto con su familia se encuentra refugiado en Miami, Florida, EE. UU., expresó: “En Venezuela hay persecución contra los fiscales y los jueces y tenía temor porque allí funciona la ley del miedo (…)”. Asimismo, Nieves afirmó que dentro del proceso penal contra López obligó “a los expertos, a los funcionarios, a los testigos a que respondieran las preguntas que les hacíamos. Preparábamos las respuestas, luego firmaban y listo”.

Nieves también señaló que “(…) Las pruebas falsas constan en el expediente, pero cuando hicimos la acusación, tergiversamos la información (…) Leopoldo López es inocente, en ningún momento llamó a la violencia. En los videos colgados en YouTube o en las redes sociales se comprueba que decía a sus seguidores que no cayeran en provocaciones. Nosotros pusimos en la acusación que cuando se retiró de las manifestaciones empezaron las agresiones contra el edificio de la fiscalía y eso es totalmente falso (…)”.

“(…) Juré defender la Constitución y las leyes. ¿Dónde quedó eso, Franklin Nieves? ¿Dónde te enseñaron en la Universidad a cometer delitos, a violar derechos humanos? He pisoteado todo en mi carrera, los estudios de Derecho Penal, de Derecho Internacional Humanitario (…) ¿Qué hice? Tanto tiempo preparándome, para al final (…)”, agregó Nieves.

Nieves, en forma enfática, declaró: “(…) Si me detienen y me meten en el calabozo, quiero que el calabozo sea ¡grande! Ahí tienen que entrar Nicolás Maduro y Diosdado Cabello (…)”.

Finalmente, Nieves hizo la siguiente reflexión: “La justicia venezolana tiene ahora la responsabilidad de anular el juicio. Se violaron garantías constitucionales, el derecho a la defensa (…) Pero en Venezuela lo que opera es una sociedad de cómplices, se protegen entre ellos porque muchas personas saben secretos de otras”.

De esa cuenta, mientras que en Guatemala la CICIG coadyuva en la construcción de un sistema de justicia imparcial, neutral al juego político partidista e independiente del gobierno, en Venezuela la justicia oficial es una farsa, ya que está controlada y al servicio del régimen totalitario chavista, lo que supone que los juzgadores y fiscales cometen todo tipo de arbitrariedades, abusos, humillaciones y vejaciones, tal el caso de Leopoldo López. ¡Exigimos la excarcelación inmediata de Leopoldo López y de los demás presos políticos en Venezuela!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Gonzalo Marroquín Godoy / ENFOQUE
Turismo y migrantes, crisis de largo plazo

La recesión mundial y local golpeará a todos los sectores, pero algunos recibirán un impacto más fuerte y duradero.

noticia Cindy Espina
Movilidad aumentó en el país previo al cierre de tres días

Los guatemaltecos incrementaron su movilización y visitas a parques, supermercados y lugares de trabajo.

noticia
Nuestro apoyo al MP y CICIG


Más en esta sección

Revista MIT reconoce chatbot creado por la guatemalteca Gabriela Asturias

otras-noticias

Acuerdo sobre tasas de servicios de Salud entrará en vigencia hasta junio de 2021

otras-noticias

Inguat busca reactivar el turismo interno de manera responsable

otras-noticias

Publicidad