[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

300,000 Niños sin acceso a la educación para 2016

opinion

Lo que se vislumbra es un gobernante atado, sin margen de acción.

La comisión negociadora del presupuesto 2016 nombrada por el presidente electo, Jimmy Morales, se corre el peligro de dejar al Gobernante como otro más que promete y no cumple, como otro gobernante más que quiso hacer y no pudo debido a que el proyecto de presupuesto que presenta la Comisión de Finanzas del Congreso de la República, en lugar de aumentar los rubros para educación y salud los disminuye significativamente. De no revertirse la cobertura para la inversión en los millones de seres humanos marginados, estaríamos viviendo unos cuantos años más de farsa política, y condenando a su juventud al atraso secular. ¿Merecemos tal anatema?

Es un momento para llamar la atención de los señores de la Comisión del Congreso para que piensen en asumir su responsabilidad, siquiera esta vez, ante los 15 millones de habitantes y, en lugar de politizarlo y seguir beneficiando a los mismos grupos, le dediquen a los jóvenes y la niñez el mayor esfuerzo en asignarles más fondos al gasto social. De no ser así, Guatemala seguirá siendo convertida en un país chantajeado y sin futuro.

El más deleznable resultado del paso por el poder del gobierno de Los Saqueadores es la situación en que dejan a la niñez. Nada de lo que prometieron se cumplió. La educación en Guatemala sufrió una imperdonable debacle por el servilismo de los ministros de turno en el presente gobierno, cuando sucesivamente se prestaron para el saqueo millonario de los fondos de su presupuesto, en transferencias que se justificaron en el engrosamiento de los programas clientelares. Gobierno que prefirió asignar millones en prebendas a los sindicatos, antes de defender los derechos de los niños a la salud y la educación. Abandono que da como resultado un déficit de construcción de 5 mil 800 escuelas y de la exclusión de 300 mil niños del sistema educativo, según lo ha planteado la UNICEF. Y un sistema de salud saqueado y colapsado, que se justificó en la desnutrición y las muertes prematuras, que en el proyecto de presupuesto 2016 todavía pretende reducirle más el presupuesto de ese ministerio.

De no ser discutido y solamente aprobado, ese proyecto, la inversión pública en la niñez y en la adolescencia se reduciría del 3.5 por ciento del PIB- 2015- al 3.3 por ciento en el 2016. El presupuesto que se quiere asignar a educación presenta una notoria disminución de fondos para los ciclos, Básico, Diversificado y Extraescolar. La cobertura para los jóvenes seguiría disminuyendo dejándoles sin estudiar para superarse. El presupuesto de Salud, asústese, tendría una reducción de Q117 millones para perpetuar más muertes por desatención. Qué le parece lector que al programa de Prevención de la desnutrición, que afecta a la mitad de niños y niñas menores de cinco años, le reducen 232 millones.

Dadas las circunstancias, que la recaudación de impuestos sigue bajando, que todavía la SAT no tiene una propuesta para sanear aduanas, puertos y aeropuertos de la inmensa corrupción, ni un programa convincente para que se paguen los mismos; lo que se vislumbra es un gobernante atado, sin margen de acción. Un gobernante que bien podría ser chantajeado a cambio de puestos y de prebendas, como suele acostumbrarse en otros períodos. Ojalá que las propuestas de su Comisión estén también conscientes para proponer reducciones en todos los gastos superfluos y en todos los casos de manejos oscuros donde los políticos tienen manga larga y opaca para el escamoteo autorizado.

Este es el momento para pedirle a todos los técnicos y profesionales que asesoran, así como a los políticos que tienen en su poder las decisiones de cómo quedará el presupuesto para el 2016, que piensen en los niños y en los jóvenes, que se convenzan que son ellos, y no los grupos de privilegiados, ni los gastos de representación, ni los fideicomisos, ni los gastos para armamento, quienes se merecen la atención y el apoyo de todos. Más de ellos que han convertido el Presupuesto de la Nación en unas hojas de ofertas y demandas y no en el documento que debe ser ampliamente discutido para que cumpla su objetivo de buscar el bienestar de todos los guatemaltecos, y no solamente de unos grupos, como hasta hoy se acostumbró.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tulio Juárez
Maldonado Aguirre espera que ahora no se repita la “salvajada de quemar papeletas electorales”

Presidente prevé telefonear tanto al triunfador como al perdedor de la elección, y advierte de nuevo que -tras las jornadas iniciadas en abril contra la corrupción- “el pueblo no de va a dormir…”

noticia Tulio Juárez
Más de 100 empresas ofrecen 10 mil plazas este viernes durante la Feria Nacional del Empleo

Extensas filas de hombres y mujeres con la más amplia diversidad de edades y necesidades anhelan en el Parque de la Industria obtener una ocupación fija.

noticia Manuel Silva msilva@elperiodico.com.gt
Vigente fallo sobre cuentas de Aceros de Guatemala


Más en esta sección

Gasonline promueve la compra de combustible en línea

otras-noticias

Bini: No hay “Rocca dependencia”

otras-noticias

Atlético de Madrid empata y no asegura su clasificación

otras-noticias

Publicidad