[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El combate de la ineficiencia

opinion

El verdadero origen de la corrupción.

La subdesarrollada cultura nacional del estampado de sellitos, colas y fomento de tramitadores para ayudar a superar los procesos burocráticos es la génesis de la corrupción. Meter presa a la mitad de la clase política no resolverá todo nuestro problema. El gasto en mantenimiento y construcción de cárceles es cada vez más ridículo, y pronto serán hoteles de lujo, atendidos por los restaurantes más conocidos que sirven carnes jugosas a sus huéspedes y mareros que los protegen, ante la observación resentida de guardias tragando tortillas con frijoles. Estamos pagando cada vez más por el cuidado y seguridad de los mañosos versus la educación de los niños.

Entusiasma que se haga justicia, porque dicta que la transgresión de la ley no paga. La impunidad de los últimos años fue la peor enseñanza para la juventud. La generación de la guerra se dedicó a robar, extorsionar y enseñar a sus hijos que la fortuna se puede alcanzar por contactos y listuras. Ahora están cayendo en la cárcel. Para reponernos del fracaso ha sido necesario que la generación madura recupere el control, la de quienes se educaron antes del conflicto, en contra del relevo natural. Y los más jóvenes están en aprietos, porque no están preparados para gobernar ni suceder.

Al nuevo Presidente pronto le corresponderá actuar. La persecución de las redes de corrupción e impunidad ya está en manos de la CICIG y de la Fiscal General, pero cómo enfrentaremos la corrupción del menudeo, encarnado en la sociedad.

Solo encuentro una manera posible, la eficiencia administrativa. No tiene sentido tanta burocracia. Hace tres años mandé un carro a la chatarra, y empezó mi calvario. La romería de los comprobantes, sellitos, auténticas de abogado, y la fila insoportable. La última vez aguanté diez horas de cola y en el último paso me faltó un sellito. Comprar es fácil, morir cuesta. Resultado, pago un impuesto de circulación por un vehículo que no existe, con tal de no caer con los tramitadores.

Desde los tiempos de Álvaro Colom en múltiples actividades piden comisiones. Eso no existía antes. Cada quien ganaba por su trabajo, pero hoy en día hay maestros de obra que cobran una parte de su salario a los albañiles. En el Estado se compran plazas y hay empleados fantasmas o duplicados. Todo eso se puede corregir con eficiencia, pero entonces aparecerá un nuevo problema, el desempleo.

Los oportunistas que no saben hacer nada han estado cobrando del Estado corrupto, y antes de Navidad se quedarán en la calle. Ellos también tienen familia, hijos, responsabilidades y suponían que la vida se resolvía gratis por contactos y órdenes de diputados. ¿De qué vivirán sus familias en el futuro?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Viralizan los planos para insertar chips con las vacunas de la Covid-19 que resultan ser de un pedal de guitarra
noticia
Marvel Studios agrega a su logotipo un icónico momento del MCU

WandaVision presenta una nueva versión del logotipo de Marvel Studios que incorpora una nueva imágen

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Segeplan estima Q6 millardos en pérdidas por “Eta” e “Iota”


Más en esta sección

España descarta un nuevo confinamiento general ante la tercera ola de COVID-19

otras-noticias

En tiempos de pandemia, Suiza inventa el servicio militar en casa

otras-noticias

Investigadores indagan si el asalto al Congreso de EE.UU. fue planeado

otras-noticias

Publicidad