[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Los Rosenthal, los del norte y nosotros.

opinion

Sencillamente, la globalización ha cambiado las reglas del juego.

Era el mes de julio del 94 y una larga espera en el transitado aeropuerto de Madrid, Barajas, me motivó a indagar en la literatura del momento. Y como siempre me ha interesado eso de los fraudes y las crisis bancarias, el best seller indicado era Banqueros de Rapiña, del argentino Ernesto Ekaizer, que relata los pormenores de la caída de Mario Conde, responsable del Grupo Banesto.

Era la época de oro del socialismo español, y de Felipe González, y viéndolo en retrospectiva Mario no cayó por sus dudosas operaciones en España, ni las grandes transacciones con los petroleros kuwaitíes, más bien el factor amplificador de su declive fue haberse amelcochado con los de J.P. Morgan en el bajo Manhattan y luego entrar en el escrutinio de los reguladores y políticos estadounidenses, por la defraudación a miles de ahorrantes norteamericanos.

En efecto, el Comité de Banca del Congreso de Estados Unidos, presidido en ese entonces por Henry Gonzalez, estaba investigando las repercusiones de la crisis de Banesto sobre los inversores de dicho país.

Si los grandes e influyentes de estas comarcas al menos tuvieran asesores que les adviertan los cambios en los mercados y el mundo, no llegarían a tener esos platanazos, como lo que acontece con los Rosenthal en Honduras, que es de unas dimensiones dinerarias mucho mayores a lo de Pérez Molina, Eco y Baldetti.

Los Rosenthal sí que rebasaron la ancha “moral del lucro”, y a través de su Banco Continental y su compañía aseguradora, hicieron negocios diversos con narcotraficantes e impulsores de la economía ilegal, y eso, como sucedió con Mario, en una época y en condiciones diferentes, no es tolerado por el imperio, porque su lema es “quien atenta contra nuestros intereses debe ser tratado como un terrorista”.

Luego del descrédito y de la caída, Mario publicó sus memorias, como suelen hacerlo los importantes que se quedan en el destierro. El Sistema se llamó el libelo: “son venganzas de la clase política”, “mi pecado fue mi deseo de involucrarme en la política”, aseveraba.

Y es que un provinciano que no era miembro de las “grandes familias” de la realeza opusdeiana y franquista ibérica, tendría que buscar un estribillo parecido al que por aquí busca desde nuestro ex General de la mano dura, hasta los “altos socios” de Chico Dólar, ¿qué les queda?

Mario Conde y los Rosenthal, en ese siempre espontáneo proceso de “rutinización del carisma” y de la cultura de “hacer negocios”, descansaban en la impunidad, la cerradez y anonimato del anterior sistema. Esa era precisamente la base de la cultura de negocios anterior: relaciones con la elite, un tanto de la fingida política del momento y todo estaba cocinado.

Sencillamente, la globalización ha cambiado las reglas del juego: hoy en día los negocios son públicos, porque en el capitalismo lo que debe privar es “la sociedad de la confianza”, de lo contrario ¿cómo se pueden potenciar las corporaciones, y consolidar grupos privados? Y es que en el mundo cambiante esa cultura de lo anónimo tiende a desaparecer, y si no que lo digan los dinosaurios que aún quieren mantener la cultura del “secreto bancario”, y de las sociedades que operan como la secta de los caballeros templarios.

Media vez firmamos un tratado de libre comercio con Estados Unidos, y otro un tanto similar con los países más desarrollados, agrupados en una “Comunidad Europea”, las cosas nunca volverán a ser como antes, y eso les cuesta entenderlo principalmente a los herederos de los potentados que solucionaban las cosas como “en los tiempos del Señor Presidente”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Édgar Gutiérrez
El año que nos alcanzó el futuro (y 4)

El sistema no da para más.

noticia
Películas clásicas llegarán a YouTube de forma gratuita

Durante enero, Universal hará que algunas de sus películas clásicas de monstruos estén disponibles para su transmisión en YouTube

noticia AFP
El Reino Unido impone tests y cuarentenas a todos los países del mundo

Cualquiera que desee viajar al Reino Unido tendrá que presentar antes de embarcar un test de covid-19 negativo realizado en las 72 horas anteriores.



Más en esta sección

La historia del espía que preservó la isla del tesoro

otras-noticias

Lavacarros destroza el lujoso Ferrari de un futbolista italiano

otras-noticias

Europa avala el consumo de gusanos

otras-noticias

Publicidad