[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Seguirán los militares en el poder?

opinion

Guatemala merece un mejor destino y es el pueblo el que tiene la palabra el próximo 25 de octubre.

El pasado 12 de octubre, día de la resistencia, no de la hispanidad, hubiera cumplido 60 años de vida Oliverio Castañeda de León, asesinado el 20 de octubre de 1978 cuando apenas había cumplido 23 años. Es hoy en día, un crimen sin castigo, como millares de crímenes que se cometieron a lo largo de los  gobiernos militares que detentaron el poder desde 1954 hasta el 14 de enero de 1986 en que se inició el “proceso democrático”. Esa fecha, marca el inicio de la “apertura” con la bota encima, pues siguieron, los militares, con el apoyo de la oligarquía, imponiendo su voluntad e impidiendo cualquier tipo de transformación del sistema y del Estado injusto que tenemos.

Antes del 20 de octubre de 1978, había circulado una lista del Ejército Secreto Anticomunista (ESA), con nombres de los condenados a muerte, en la que aparecíamos varios dirigentes del movimiento social de esa época,  y empezaron por truncar la vida de una promesa nacional como Oliverio Castañeda, que desde la Concha Acústica condenó con fuerza  la represión contra el pueblo, y  exigió el respeto a los derechos ciudadanos. Desde esa fatídica fecha se sigue repitiendo en manifestaciones y concentraciones que  “Mientras haya pueblo, habrá revolución”. Pocos días después, el 6 de noviembre fue detenido y desaparecido Antonio Ciani, que había reemplazado a Oliverio en la Secretaría General de la Asociación de Estudiantes Universitarios. El desangramiento de la Universidad, la pérdida de valiosas vidas, así como el asesinato de más de una generación de dirigentes, lo sigue sintiendo en lo más profundo, la Guatemala que queremos transformar.

Para decirlo con las palabras del poeta Luis de Lion, que también fue desaparecido y asesinado en 1984 por los esbirros de esa época:  “Tanto siglo contra un solo minuto, tantos cuchillos para cortar una flor, tanta bala para acribillar una bandera,  tantos zapatos para aplastar un rocío, tanto fuego para quemar un lirio, tantos cazadores para cazar un solo venado, tanto cobarde contra un solo valiente, tanto soldado, para fusilar a un niño”.

Y pensar que muchos de los veteranos militares que tuvieron que ver con los crímenes del pasado, y los expatrulleros civiles que fueron utilizados por el Ejército para masacrar poblaciones, hoy están apoyando al candidato a la Presidencia, más conocido por sus programas cómicos, que por sus aportes y capacidad para cambiar al país. Guatemala merece un mejor destino y es el pueblo el que tiene la palabra el próximo 25 de octubre.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Funcionarios de EEUU defienden campaña de vacunación contra el COVID-19
noticia Mario Fuentes Destarac
El dominio de los rudos

Los rudos suprimen o invisibilizan al otro.

noticia
360° a vuelo de pájaro

Jose Rubén Zamora



Más en esta sección

Autoridades buscarán desalojar a migrantes hondureños

otras-noticias

Día mundial de la Lógica: reducir plásticos

otras-noticias

Gobierno anunciará nuevas medidas para frenar segunda ola de contagios

otras-noticias

Publicidad