[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Erradicar el hambre

opinion

De la buena voluntad a la acción.

Los ámbitos internacionales están regocijados con la reciente suscripción en la ONU, de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible. Particular interés reviste el objetivo número dos: “Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible”. El entusiasmo es tal, que Graciano Da Silva, director de FAO, ha reiterado, con optimismo, que esta generación está por constituirse en “la generación del hambre cero”. Por el contrario, al interno del país, las expresiones de satisfacción han sido más bien escasas. Los compromisos, aún menos. Ni el lisiado Presidente se ha referido al asunto, mucho menos los sectores de capital. Estos últimos utilizan los ODS como eslogan publicitario, sin explicitar en qué se traducirá su compromiso. Mala señal. Si amplios sectores sociales, políticos y económicos no asumen la agenda, nada se cumplirá.

Es obvio que dinamizar la economía campesina, será fundamental para llegar a aquella ambiciosa meta, en consecuencia, aprobar la iniciativa de Ley 4084, Ley de Desarrollo Rural Integral, será un buen aporte en aquella dirección. Tanta oposición a la iniciativa no tiene más sustento que los viejos prejuicios ideológicos de aquellos que viven en el pasado anticomunista. La iniciativa no propone cambio revolucionario alguno, simplemente demanda del Estado cumplir su papel fundamental “corregir las imperfecciones de la Democracia” dentro de ellas: la desigualdad. La inocente 4084 no llega a tanto, sin embargo, sí adelanta en algo: inversión pública al campo, coordinación de la institucionalidad del Estado para generar impacto, prioriza: infraestructura productiva, crédito público, extensión, programas poscosecha, mercados locales y otras líneas de acción. Justamente, pretende esta iniciativa de Ley elevar producción, productividad y mejorar la calidad e inocuidad de los alimentos. Es la respuesta perfecta al objetivo referido.

En materia agraria y en particular sobre acceso a tierra, la iniciativa 4084 no va más allá de lo que ya dice la Constitución de la República ¡es mucho más tímida que la política agraria aprobada por el gobierno Pérez Molina! es decir, las alarmas y la angustia empresarial que el proyecto legislativo genera, obedecen en el mejor de los casos, a que se desconoce el proyecto de ley o se analiza prejuiciosamente. En todo caso erradicar el hambre en este país es un compromiso ético, “regalar” bolsas alimentarias ayuda, pero no resuelve; la única vía sostenible es dinamizar el aparato productivo campesino con orientación agroecológica, justo en línea con los desafíos que el cambio climático plantea al mundo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Editorial
Octava magistratura de la CC
noticia Estuardo Porras Zadik
“Suficiente es suficiente”

Es inevitable llegar al momento en el que hay que definir una postura.

noticia Nicté Serra / Nuevas Narrativas
Tanta irresponsabilidad

La ignorancia genera oscurantismo. A más ignorancia, más prejuicios y menos evolución. Una condena segura al perpetuo subdesarrollo.



Más en esta sección

Solo quedan 160 camas para enfermos de COVID

otras-noticias

Kobe Bryant, un año después

otras-noticias

Joe Biden impulsa creación de empleo

otras-noticias

Publicidad