[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Rechazo de rendición de cuentas en Brasil

opinion

El miércoles pasado, el Tribunal de Cuentas de Brasil (equivalente a la Contraloría General de Cuentas de Guatemala) rechazó la rendición de cuentas del gobierno presidido por Dilma Rousseff correspondiente al año 2014, lo que anticipa que el Congreso también podría reprobar la rendición de cuentas del Ejecutivo y que se inicie un juicio político contra Rousseff. En todo caso, esta es la primera vez desde 1937 en que el Tribunal de Cuentas de Brasil rechaza la rendición de cuentas de un gobierno, aunque, en definitiva, la aprobación o reprobación de la misma es una atribución exclusiva del Congreso.

Según el Tribunal de Cuentas de Brasil, se omitieron en el balance pasivos por 106 millardos de reales (US$27.3 millardos), lo que llevó al gobierno a justificar políticas expansivas insostenibles cuando debería haberse esforzado en contener el gasto público. Asimismo, se determinó la apertura de créditos sin autorización del Congreso, la omisión de la contabilidad de deudas ya contraídas y maniobras realizadas con el objetivo de reducir el cálculo del déficit fiscal.

Las maniobras fiscales consistieron en retrasar el pago de fondos destinados a los programas sociales gubernamentales a los bancos públicos que los gestionan, con sus propios fondos, lo que permitió al gobierno brasileño reducir en 7 millardos de reales (US$1.8 millardos) el déficit fiscal.

Conforme la Constitución de Guatemala, corresponde al Congreso aprobar o improbar anualmente, en todo o en parte, y previo informe de la Contraloría General de Cuentas, el detalle y justificación de todos los ingresos y egresos las finanzas públicas, que le presente el Ejecutivo sobre el ejercicio fiscal anterior.

La Contraloría General de Cuentas jamás ha dictaminado rechazando la rendición de cuentas del gobierno y el Congreso no ha aprobado ni improbado la rendición de cuentas del gobierno durante los últimos 17 años, por lo que ha sido imposible deducir responsabilidades legales en contra de los respectivos funcionarios.

En Guatemala, durante el régimen de Álvaro Colom (2008-12) se duplicó la deuda pública interna debido a un desaforado y sostenido déficit fiscal, se contrajo una “deuda pública flotante” (no aprobada por el Congreso) que ascendió a Q15 millardos, se ejecutaron innumerables transferencias de fondos en menoscabo de la estructura programática del presupuesto estatal y se manipularon los balances del gobierno. Bajo el régimen de Otto Pérez (2012-15) también se contrajo deuda pública para financiar un abultado déficit fiscal, se ejecutaron transferencias de fondos en menoscabo de la estructura programática del presupuesto estatal y se manipularon los balances del gobierno. Sin embargo, en Guatemala no pasa nada.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Canadá anuncia financiamiento de Q39 millones en asistencia para Guatemala
noticia
Snyder comparte una imagen diferente de Wonder Woman
noticia Europa Press
Nevada histórica en el norte de Japón saca la creatividad de sus pobladores


Más en esta sección

Recuperan 90 hectáreas usurpadas en la Reserva de Biosfera Maya

otras-noticias

Congreso elige a nuevas autoridades de Conamigua

otras-noticias

Médicos panameños denuncian irregularidades

otras-noticias

Publicidad