[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Movimiento ciudadano y teorías de conspiración

opinion

Los movimientos, diversos y multifacéticos, se están construyendo a sí mismos desde la vivencia de la realidad.

Deleuze y Guattari hicieron una interesante crítica al psicoanálisis freudiano. Básicamente dijeron que se había convertido en un formato que, aplicado como una tiranía del pensamiento, servía para explicar casi cualquier realidad imponiéndole a nuevas preguntas, las mismas respuestas. Y así se excluían las otras posibilidades de comprensión. Las teorías de conspiración, así como las profecías, tienen la misma limitante cualidad: impiden sopesar las infinitas posibilidades de la realidad y se convierten en zapatos pequeños que hay que ponerse con calzador.

Cuando Steve Jobs propuso la creación de una computadora personal se le vio como peligroso para su propia empresa. Un tipo fuera de la realidad. Nadie logró ver lo que él veía: la liberación de la tecnología de las manos del poder centralizado del Gobierno y las grandes empresas. Llevar una computadora a las manos del ciudadano común. Su autor sabía que esto implicaba un cambio profundo de paradigma. Sabía que implicaba un traslado de poder. Pero quizá no había planeado todas las consecuencias de su visión: el acceso a la información, la comunicación horizontal, la generación de nuevos movimientos políticos, atípicos para los viejos veneradores de lo ideológico. A partir de este horizontal acceso, los ciudadanos avispados se han venido convirtiendo en verdaderos “okupas”, hábiles en rescatar espacios para crear una forma de vida que no está pensada desde el poder, sino desde la gente.

Es curioso que la razón fundamental por la cual se critica al movimiento ciudadano es que no tiene un acendrado odio de clase. Que no va tras las cabezas de los oligarcas. Que no tiene ni los métodos, ni la filosofía de los viejos ideólogos que han construido este pequeño monstruo donde hoy habitamos. Lo que pasa frente a nuestros ojos es un cambio de paradigma cuyas coordenadas no debemos intentar incrustar en nuestras viejos modelos. Un magma en proceso de formación. Y qué bueno que esta formación no viene articulada y de-formada desde la ideología. ¡Qué suerte tenemos de esta ausencia! El magma es mucho más vital y menos “ideal”. Los movimientos, diversos y multifacéticos, se están construyendo a sí mismos desde la vivencia de la realidad. Movimientos como el de La Puya, como el de los indígenas Ixiles y el juicio de genocidio, movimientos desde el arte que logran producir una película como Ixcanul, golpe a la cultura dominante, movimientos como el de Los Patojos que logra elevar a Jorge Vega al deporte mundial. Si las calles se llenaron de gente en los últimos meses fue solamente el espejo de una infinita multiplicidad de movimientos. El desafío es hacerlos confluir en un torrente de agua que abra con la fuerza de su impulso su propio cauce. Ojo con quienes menosprecian esta nueva visión y su desbordante vitalidad: no vaya a ser que en el proceso se vuelvan viejos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Andrea Paola
VIDEO: Héroe sin capa salva a perrito de ser aplastado por elevador
noticia IN ON CAPITAL
Ola de despidos en EE. UU., sin acuerdo en el Congreso

A casi un mes de las elecciones presidenciales, los despidos por la pandemia comenzaron a extenderse.

noticia Paola Guerra
Millonarios que no acabaron sus estudios


Más en esta sección

Reformas constitucionales

otras-noticias

Ley histórica sobre despenalización del cannabis avanza en Congreso de EE.UU.

otras-noticias

En Guatemala siguen participando online al Powerball para ganar su pozo de casi Q2 mil millones. ¡Te contamos cómo!

otras-noticias

Publicidad