[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La defensa de La Línea

opinion

La impunidad podría volver a imponerse.

La nueva generación de abogados defensores de sospechosos en casos de alto impacto ya no son elegantes ni cautos, sino irascibles, ruidosos y hasta malcriados, como se dice del más popular del momento, el abogado Francisco García Gudiel, apodado El Gato, quien pasará a la historia como defensor de La Línea, por tantos acusados que representa.

Principió defendiendo a Carlos Muñoz, ex superintendente de la SAT, con quien la estrategia ha sido afirmar que él simplemente obedeció órdenes del Presidente y que nunca recibió dinero como soborno. El niño de Primera Comunión estaba dedicado a levantar la recaudación del país, y posiblemente hasta le pareció normal que su jefe lo premiara con unos cuantos milloncitos ahora congelados. Podría argumentar que un regalo del Presidente no es lo mismo que soborno. La estrategia podría ser echarle la culpa al caído, ya debilitado y vencido en la prisión de Matamoros.

El mismo recurso está utilizando el defensor con Juan Carlos Monzón, quien apareció jurando que siempre quiso entregarse pero esperó el momento propicio por seguridad, y declaró que sí participó en La Línea pero obedeciendo a sus superiores, como militar que acata órdenes a ciegas. Incluso se ofreció para resolver el juicio y condenar a sus jefes de entonces, pero poniendo condiciones. Lo sospechoso en este caso es que Monzón pidiera perdón a la Patria igual que lo hizo Otto Pérez Molina. ¿Será que existe alguna estrategia general? ¿Qué todos le echarán la culpa al otro? No fui yo, fue teté.

Francisco García Gudiel también defiende a Martha Sierra de Stalling, del bufete de la impunidad, luego de que su abogado se quedara dormido mientras ella era enviada a Matamoros. Al respecto ya salió declarando que la decisión del juez fue ridícula y absurda, impulsada por la CICIG y un “grupo social”, fruto de la presión mediática, y pregunta: “¿Por qué tiene que pagar ella por las llamadas que no contesta su hijo?”. Pareciera que está argumentando que el culpable de los sobornos fue otro, el prisionero que no pagó la medida sustitutiva porque debe sentirse más seguro tras las rejas que en la calle. Pero fue la jueza quien mandó a casa a Salvador González Eco, al Teniente Jerez y a Lemus Aldana, y hay flotando una platita que huele a shuco.

Ahora bien, imaginemos la posibilidad de que el expresidente no hubiera tenido participación real, y que la banda esté concentrando en él toda la culpa. ¿O será que la estrategia es pelearse como placeras, echándose la culpa unos a otros para ver quién se salva? Pero cómo sabremos al final si los condenados fueron los verdaderos culpables. El caso es sumamente delicado, porque la impunidad podría volver a imponerse.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tulio Juárez
Bloquean Los Encuentros, Las Trampas y La Cuchilla para exigir antejuicio, renuncia del Presidente y apoyar a CICIG

Autoridades Ancestrales, Alcaldía Indígena de Sololá y Los 48 Cantones de Totonicapán demandan salida de Jimmy Morales del cargo, quitarle inmunidad, permitir retorno de Iván Velásquez y renovar mandato a comisión internacional .

noticia Edgar Gutiérrez
Hablando de terrorismo y conspiraciones

Ir a la evidencia y no a la especulación.

noticia
La primera selfie del papa Francisco en las redes sociales

Fue publicada en la cuenta oficial del Vaticano y en 7 horas alcanzó 12.000 «me gusta»



Más en esta sección

Fecaica convoca a participar en foro sobre comercio ilícito y delincuencia transnacional

otras-noticias

Irtra abrirá sus parques

otras-noticias

FECI planteó una solicitud de antejuicio contra el alcalde Neto Bran

otras-noticias

Publicidad