[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Tragedia en El Cambray II

opinion

El jueves pasado por la noche, en la aldea El Cambray II, localizada en el municipio de Santa Catarina Pinula, departamento de Guatemala, se produjo un deslizamiento de la ladera de un cerro que soterró innumerables viviendas y cientos de personas. Toneladas de tierra cayeron sobre construcciones y seres humanos, dejándolos a 60 metros bajo la superficie.

El referido deslizamiento de tierra se atribuye a las fuertes lluvias que azotaron la zona durante el pasado mes de septiembre, aunque el lugar ya había sido declarado de alto riesgo por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), debido a que está localizado en medio de laderas y contiguo a un riachuelo.

Las víctimas mortales podrían sumar cientos después de que se remueva la tierra que cubrió el lugar a raíz del deslizamiento.

Sin duda, esta es otra tragedia que causa profunda consternación y tristeza, pero que también pone de manifiesto, una vez más, la ausencia de gestión de riesgos en nuestro país, a pesar de que este se localiza en una zona de potenciales desastres naturales (tormentas tropicales, terremotos, huracanes, erupciones volcánicas). No es suficiente alertar sobre el peligro, sino que también hay que adoptar medidas y acciones para impedir en lo posible que los fenómenos naturales causen pérdidas de vidas y económicas. Mientras nos limitemos a reaccionar ante los desastres naturales, las tragedias se seguirán repitiendo una y otra vez.

A través de la gestión de riesgos se maneja la incertidumbre que causa una amenaza, mediante acciones humanas que incluyen la evaluación de riesgo y la formulación y ejecución de estrategias para enfrentarlo (prevención, evasión, reducción, contención), así como para mitigarlo. Por otro lado, cabe advertir que si bien en la Ley de Vivienda (Decreto # 9-2012 del Congreso) se establecen los principios para la elaboración de los planes de ordenamiento territorial en relación con el desarrollo habitacional, se omite lo relativo a la gestión de riesgos, que, como ya advertimos, es de suma importancia para Guatemala, por lo que no se asumen las condiciones de vulnerabilidad y de amenaza.

En estos momentos de pena y luto, nos solidarizamos con las víctimas directas de esta terrible tragedia y exhortamos a los sobrevivientes y deudos a que, con fe y esperanza en Dios, se sobrepongan al infortunio, a la desgracia y al dolor. Asimismo, elevamos nuestras oraciones al Creador por las víctimas mortales, así como por los que están sufriendo, para que les dé fortaleza espiritual y les ayude a encontrar la resignación y a recuperar el optimismo y la esperanza.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia ENRIQUE GARCÍAelPeriódico
Hermano de Degenhart renuncia a candidatura de diputado por UCN

En la lista para el distrito central de dicha agrupación también figura la renuncia de otro de sus candidatos.

noticia Redacción / elPeriódico
MP reporta 20 casos nuevos de COVID-19 en la institución
noticia Redaccion elPeriódico
Titular del CIV recibió Q15 milones en contratos

Ordóñez estaría vinculada a la empresa Sigma Constructores y fue contratista hasta 2014.

 

 



Más en esta sección

A 40 año de la muerte de John Lennon

otras-noticias

Plebiscito contra las elecciones legislativas, la última carta de Guaidó

otras-noticias

Senado argentino convierte en ley impuesto a grandes fortunas por pandemia

otras-noticias

Publicidad