[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Recordar

opinion

Repensar el pensamiento.

Por lo visto, el desarrollo no se trata únicamente de híper carreteras, edificios inteligentes, transporte moderno, o escuelas tecnológicas. Se trata también de abrir nuestras mentes para recordar. “Pasar de nuevo por el corazón” (recordis), según Galeano.

El caso de Alemania es un ejemplo más. Berlín, una de las ciudades más modernas del planeta, supo posicionar en muchas de sus laderas, espacios para el recuerdo: museos, monumentos, obras teatrales, que insisten en apuntar hacia el pasado de su propio holocausto. Que ponen énfasis en la vergüenza que significó, no solo una guerra mundial, sino las atrocidades de lesa humanidad que se cometieron bajo un régimen de incomparable crueldad. Los niños y jóvenes, cuentan en un pensum escolar, con materias completas que desarrollan su pensamiento crítico y los obligan a analizar tales barbaridades. Porque adquirir conciencia profunda sobre lo ocurrido, no únicamente los obliga a no repetirlo, sino les enseña a fomentar el análisis y el juicio que, al fin y al cabo, resultan ser los parangones de la Justicia.

Guatemala ha intentado, seriamente, recordar, reivindicar. Reparar a las víctimas que llevan a cuestas un dolor indecible. Sin embargo, han prevalecido fuerzas muy particulares y poderosas que insisten en esconder la basura debajo de la alfombra, aunque no creo que haya una tan grande capaz de albergar los dolores de nuestro pasado. Tristemente, han reiterado en ocultarla por “razones ideológicas”, más que hacerle frente con valor y apostura.

Guatemala necesita recordar, conmemorar, ilustrar, enseñar a través de exposiciones libres. Auto controlarse, para no reproducir una y otra vez los horrores de su historia. Erguir monumentos y renovar la fe en la Justicia con el fin de intentar acercarse a la verdad. Nuevamente, repensar el pensamiento con el que hoy pensamos. Urge comprender para saber de qué nos tenemos que perdonar. Para que los pueblos vivan en paz. Volver a los hechos de nuestra historia reciente no nos amarga, sino nos libera. Abre los candados que impiden la solidaridad. Porque pocas cosas tienen un poder liberador tan potente, como el saber la verdad. Duela o no duela. ¡Libera!

No hay desarrollo posible sin liberación; sin hacer el esfuerzo titánico de volver a pasar por nuestro corazón. P. D: pareciera un tema a destiempo o incómodo, pero los recuerdos marcan. Si no los ponemos a la luz del sol, seguiremos en tinieblas. ¡Vamos plaza a caminar!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/ elPeriódico
Guatemala bajo la lupa
noticia Ferdy Montepeque
Mides ha gastado Q32.8 millones en alquiler de exclusivo edificio

Las oficinas centrales del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) funcionan desde 2018 en un lujoso edificio situado en la zona 9 capitalina.

noticia Lorena Álvarez / elPeriódico
Créditos bancarios cerraron con menor mora en 2020

El segmento de préstamos empresariales mayores fue el único que mostró retroceso, según análisis de Fundesa.



Más en esta sección

Hollywood se ahoga en atrasos: se aplazan James Bond, “Morbius” y “Uncharted”

otras-noticias

Víctimas de violencia intrafamiliar podrán recibir asistencia psicosocial y legal

otras-noticias

El general retirado Lloyd Austin se convierte en el primer jefe afroestadounidense del Pentágono

otras-noticias

Publicidad